Por castigo, deja a hijos morir dentro de un auto

    243
    0

    Internet |

    AustinÔÇö El día que sus dos hijos fueron hallados muertos, Cynthia Marie Randolph relató a los investigadores la pesadilla de una madre: había estado doblando la ropa y viendo la televisión mientras su hija Juliet y su hijo Cavanaugh, de 2 y 16 meses, jugaban en una habitación cerrada, con domos, en el porche trasero de la casa.

    Randolph, de 24 años, fue a ver a sus hijos después de una media hora –pero ellos ya «se habían ido», dijo a la Policía. Ella dijo que después de una media hora de búsqueda, finalmente vio sus cuerpos, sin responder, dentro de su Honda Crosstour 2010 estacionada en el camino de entrada.

    Era el 26 de mayo, un día en que la alta temperatura fuera de la casa de Randolph en Weatherford, Texas, alcanzó los 96 grados, según los registros policiales.

    Los médicos declararon que ambos niños habían muerto en el lugar, dijeron las autoridades.

    Según la Oficina del Sheriff del Condado de Parker, cuando se le preguntó por cuánto tiempo los niños podrían haber estado expuestos a las altas temperaturas dentro del coche, Randolph respondió de inmediato: «No más de una hora».

    Menos de un mes después de la tragedia, Randolph fue arrestada después de que su explicación original de las muertes durante sus entrevistas con investigadores el mes pasado, «creó varias versiones de los eventos» del 26 de mayo, dijo la Policía.

    En una entrevista final con los investigadores el viernes, Randolph describió un cronograma completamente diferente para lo que sucedió ese día.

    Alrededor de las 12:15 p.m., Randolph dijo que había encontrado a sus hijos jugando dentro de su auto y les ordenó que salieran, dijo la Policía.

    «Cuando se negaron a salir, Randolph le dijo a la Policía que cerró la puerta del auto para enseñarle a Juliet una lección, pensando que ella podría salir por sí misma y sacar a su hermano cuando hubieran terminado», según aparece como una causa probable del incidente en la declaración policiaca. «La acusada entró en la casa, fumó mariguana y durmió una siesta».

    Fue sólo después de su siesta que Randolph encontró que sus hijos no respondían dentro de la Honda Crosstour, dijo la Policía. Randolph dijo a los investigadores que rompió la ventana del automóvil para que pareciera un accidente, reportó la Policía.

    Randolph fue acusada el viernes de dos cargos de felonía de primer grado por lesión a un niño que causó daños corporales graves. Está detenida en la Cárcel del Condado de Parker con una fianza de 200 mil dólares, según los registros.

    La portavoz de un sheriff no regresó inmediatamente una llamada el sábado por la tarde, y los registros de la cárcel no mencionan que Randolph tenga un abogado.

    En las últimas dos décadas, más de 700 niños han muerto de golpe de calor mientras estaban en autos calientes, dijo Jan Null, un meteorólogo que compila y mantiene un registro de los datos en el sitio noheatstroke.org

    «Cada uno de estos casos puede ser prevenido», dijo Null al Washington Post el año pasado.

    Null dijo que más de la mitad de los incidentes ocurrieron porque un niño había sido «olvidado» por un cuidador. Alrededor del 28 por ciento de esas muertes se debieron a que un niño había estado jugando en un vehículo desatendido.

    del 17 por ciento de las muertes resultaron porque un niño fue intencionalmente abandonado dentro de un vehículo por un adulto, afirma el sitio de Null.

    El Concilio Nacional de Seguridad dice que dejar a un niño involuntariamente dentro de un automóvil «puede pasarle a cualquiera».

    «Tal vez es un padre con exceso de trabajo que se olvida de dejar a su hijo en la guardería, o un pariente que piensa que el niño estará bien por sólo unos minutos», dice un folleto NSC sobre el tema.

    El grupo aconseja a los padres que pongan algo que necesitarán a un lado del asiento de su hijo –un bolso, billetera o teléfono, por ejemplo– como un recordatorio adicional para revisar la parte trasera del auto.

    «Recuerde, los niños se sobrecalientan cuatro veces más rápido que los adultos», dice un mensaje en el sitio web del concilio. «Es probable que un niño muera cuando su temperatura corporal alcanza los 107 grados, y eso puede ocurrir en cuestión de minutos».

    Aquellos que ven a un niño solo en un coche se les aconseja llamar al 911 inmediatamente o incluso irrumpir en el coche durante una emergencia, dijo el grupo, señalando que muchos estados tienen leyes de buenos samaritanos.

    http://diario.mx/Estados_Unidos/2017-06-25_7fe2d27c/por-castigo-deja-a-hijos-morir-dentro-de-un-auto-/