Presión temeraria

    30
    0

    Desde el martes pasado se divulgó, que por acuerdo del Comité Municipal de Salud del Ayuntamiento de Hermosillo e incluso por decisión del titular de economía estatal Jorge Vidal Ahumada, se dio luz verde para el reinicio de operaciones este miércoles de antros, de bares, billares y demás centros de entretenimiento en la capital de Sonora. 

    Manuel Lira Valenzuela, vicepresidente de CANIRAC fue el responsable de anunciar una decisión que en el curso de este día no hemos podido confirmar en las distintas instancias, sea la Secretaría de Economía o la secretaría de Salud Estatal, que en el caso del Comité de salud municipal, ni siquiera se ha reunido y no se prevé lo haga en los próximos dos días. 

    Todo indica que se trata de una estrategia de presión de restauranteros y antreros luego de varios meses sin operar debido al alto riesgo de contagio de Covid-19 que representa la aglomeración de personas relajadas por el consumo de bebidas alcohólicas. 

    Miente Lira Valenzuela al declarar que el Comité Municipal de Salud del Ayuntamiento de Hermosillo sesionó y que autorizó la reapertura de actividades en bares, centros nocturnos y billares, con aforos del 50 por ciento y hasta las 24 horas, con el compromiso de guardar todas las medidas de protección. 

    Manuel Lira Valenzuela

    A estas horas de la tarde no hay nada de eso de acuerdo a consultas con fuentes regularmente muy bien informadas de la comuna capitalina, desde donde en todo caso, tiran la bolita a la instancia estatal, sin que tampoco por esos rumbos se tenga una confirmación al respecto. 

    Todo indica que se trata de una temeraria presión de parte de esos empresarios para obligar al Estado y al Municipio a flexibilizar restricciones, aún cuando todos los días nos damos por enterados, que si bien la pandemia luce ir a la baja en muertos y contagios, los riesgos de rebrote están a la vista, principalmente en Hermosillo, ya que aporta el mayor número de contagios y decesos en los numeritos que a diario da a conocer el titular de salud, Enrique Clausen

    No tenemos idea si por sus pistolas y sin una autorización formalmente anunciada por alguna instancia gubernamental, los responsables de esos giros se aventarán el tiro de abrir sus establecimientos, pero por lo pronto, a estas horas de la tarde no hay ningún acuerdo al respecto. 

    Si ya de por sí la reactivación de otras áreas de la economía ha representado que la pandemia retome fuerza, ya nos imaginamos si se intensifica la aglomeración humana en lugares cerrados donde por lo regular las conductas tienden a relajarse y a valerles progenitora protocolos sanitarias. 

    Enrique Clausen

    Hay un sinnúmero de ejemplos y experiencias en el mundo sobre como una reactivación apresurada puede cobrar vidas y a generar situaciones que han obligado a retroceder medidas de desconfinamiento y lo que más nos extraña es que a pesar de la polvareda levantada por Lira Valenzuela, no se escuche una voz oficial que confirme o desmienta sus versiones. 

    Seguro que es difícil la situación económica, pero el interés por el dinero no puede imponerse a la salud y la vida, cuando además, hasta en la capital del país se ha determinado que tales establecimientos reiniciarán operaciones hasta que el semáforo epidemiológico esté en verde, tal como lo recomiendan organizaciones mundiales de salud. 

    Se trata de no perder lo avanzado en esta dura batalla iniciada desde mediados de marzo pasado, solo porque los antreros pretenden brincarse las trancas en lugar de esperar, que si se salen con la suya bien podrían ser factor para que Hermosillo regrese al color naranja e incluso al rojo. 

    Por lo demás, arrecia la disputa presupuestal y el Congreso del Estado es una arena importante, donde al menos a nivel de discursos y posicionamientos, las distintas fuerzas políticas dejan ver sus virtudes y sus miserias, que en el caso de las primeras, bien por la bancada del Partido Nueva Alianza en la sesión del pasado martes. 

    Javier Duarte Flores

    Es que por voz del diputado Javier Duarte Flores se haya exhortado al gobierno de la 4T reconsidere el criminal recorte al sector educativo, que para que se den una idea, para el año próximo, la Secretaría de Hacienda prevé que la Dirección General de Educación Superior para Profesionales de la Educación, sea de 20 millones 597 mil pesos; mientras que en 2020 tuvo 461 millones 390 mil pesos. 

    Señaló que se trata del recorte más drástico en los últimos 16 años a este rubro, ya que a pesar de que había tenido una caída permanente desde 2015 llegando a los mil 195 millones de pesos, sin embargo, en la actual 4T se acentuó el recorte, al tener 783 millones de pesos en 2018 y pasar a 447 millones de pesos el año pasado. 

    De las miserias legislativas está esa ignorante y convenenciera insistencia de diputados de MORENA que exigen al gobierno del estado lo que alcahuetean a su amo en Palacio Nacional, eso sí con un salivero demagógico que ya hastía al respetable. 

    Pues a nuestros sufridos representantes populares les cayó chamba, porque la legislativa debe ser la instancia que concrete el acuerdo de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, que invalida disposiciones de 53 leyes de ingresos y presupuestos de ingresos de los Ayuntamientos de diversos municipios de Sonora, en donde se establecen cobros por conceptos relacionados al acceso a la información y libertad de expresión que los diputados y diputadas aprobaron. 

    De acuerdo al más alto tribunal del país, es inconstitucional cobros en materia de acceso a la información por concepto de escaneo, digitalización, así como cuotas por información entregada en disco compacto y aplicar criterios indiscriminados en la fijación de costos de insumos requeridos para el ejercicio de dicho derecho.  

    Se cita particularmente a los ayuntamientos de Agua Prieta y Arizpe, en donde se prevé la obligación de dar aviso a las autoridades para realizar desfiles, reuniones, marchas o manifestaciones, inauguraciones y celebración de eventos, consideradas por la corte como medidas irracionales y restrictivas de los derechos de reunión. 

    También a tales ayuntamientos se les invalidaron los preceptos a través de los cuales se establecen multas por la interpretación o reproducción de canciones obscenas en vía pública, la expresión en cualquier forma de frases injuriosas o irrespetuosos en reuniones o lugares públicos contra las instituciones públicas y sus servidores, así como la inscripción de frases injuriosas en un vehículo. 

    Por lo demás, cuando se dieron a conocer los videos donde Pío López Obrador recibía bolsas de dinero de dudoso origen para financiar a MORENA y a su campaña, el presidente Andrés Manuel López Obrador asumió una actitud cínica y desvergonzada, muy similar a la que exhibió al darse a conocer que en su gobierno creen que aplica eso de que ladrón que roba a ladrón tiene 100 años de perdón. 

    Donde quiera hay rateros

    Si hubo sorprendidos por la desfachatez presidencial ante las revelaciones sobre el financiamiento ilegal de su activismo durante tantos años, pues de plano quedan curados de espantos ante la cínica postura al hacerse público que funcionarios del Instituto Para Devolver al Pueblo lo Robado se robaban joyas, manipulaban subastas, se quedaban con los premios, entre un sinfín de irregularidades. 

    Nuestro presidente es un caradura, ya que frente a las evidencias puestas sobre la mesa por Jaime Cárdenas al renunciar al INDEP dijo cualquier cosa, menos comprometerse a aplicar la ley a los rateros, cuando además, desde enero pasado está enterado de las trapacerías y que desde entonces, el renunciado procuró su apoyo para poner orden sin éxito. 

    López Obrador se limitó a acusar a Jaime Cárdenas de miedoso; que no aguantó la presión; que el que se aflige se afloja; que la lucha contra la corrupción no es un día de campo, y estupideces por el estilo, pero evitó asumir que los señalados en las raterías son cercanos a él, recomendados por él y sus hijos; que desde hace meses sabe de ese tema. 

    Y lapidario el renunciado al indicar que “ellos esperaban, seguramente de mí, una lealtad que por supuesto la realicé, fui leal con ellos, soy leal con ellos, pero mi lealtad no era ciega, mi lealtad es reflexiva, creo que ahí comenzaron los problemas”, dijo en el marco de una mesurada respuesta a las catilinarias mañaneras que lo denigraron. 

    Ese es un escándalo incluso mayor que las bolsas llenas de billetes que recolecta el carnal del presidente, porque no es cualquier cosa que en una dependencia de la 4T encargado de recuperar lo robado por otros gobiernos, se roben diamantes, rubíes, zafiros, piezas de oro y que además se manipulan subastas para beneficiar a cercanos. 

    Como dato adicional está el hecho de que los dos mil millones de pesos que supuestamente se destinarán para el pago de la no rifa del avión presidencial, no están liberados por inconsistencias legales, cientos de millones de pesos de adeudos a proveedores de servicios de seguridad; contratos amañados y demás, en un contexto de estiércol que sólo generó descalificaciones al mensajero. 

    Nuevo ridículo presidencial

    Y de cínico a lo ridículo este presidentito que padecemos los mexicanos, ya que en su comparecencia virtual en la asamblea General de la ONU, luego de reiterar las fantasías de lo que cree es México, se le ocurrió que era bueno destacar la figura de Benito Juárez sólo porque Benito Mussolini se llama así, toda vez que su padre admiraba al benemérito de las américas. 

    Increíble la estupidez de López Obrador en un foro de esa naturaleza, generando fuertes críticas al poner sobre la mesa a un personaje que perpetró tantas atrocidades, superando su mal y pachorrudo aspecto personal. 

    Bien dicen, que si López Obrador quería destacar la figura de Juárez, en lugar de ligarlo al fascista italiano, bien pudo citar la carta que le envió Víctor Hugo a nuestro Benemérito, donde el dramaturgo francés escribió: “México se ha salvado por un principio y por un hombre. El principio es la República, el hombre es usted”. 

    Pero obviamente el presidente de México no tiene esos alcances ni inteligencia y más bien incurrió en esa instintiva tendencia hacia estrategias que pusieron de moda el Duce y Hitler en la Alemania nazi. 

    Powered by WPeMatico