Puros Entreteloncitos de lunes 7 agosto

    520
    2

    Puros Entreteloncitos

    MOJADOS: la precipitación media anual en Hermosillo son 320 milímetros y hasta el pasado jueves, faltando casi tres meses de la temporada de aguas, sobre la capital de Sonora se han acumulado lluvias que han dejado un registro de 307 milímetros.

    Esos datos corresponden a los efectos causados sobre la mancha urbana capitalina y son atendidos a marchas forzadas por personal del ayuntamiento bajo la cercana supervisión del alcalde Manuel Ignacio Acosta, aunque los daños en vialidades superan con mucho la capacidad de respuesta de la comuna y obliga a esfuerzos financieros extraordinarios.

    Difícil la coyuntura meteorológica que vivimos los capitalinos frente a la ya de por si frágiles condiciones de la infraestructura urbana de Hermosillo, crecimiento desordenado y lamentables omisiones en materia de drenaje pluvial, que donde hay se taponea por toneladas de basura que tiramos en la vía pública.

    Manuel Ignacio Acosta

    EMERGENCIA: lo atípico de las lluvias y sus efectos obliga a decisiones extraordinarias y por eso luego de instrucción de la gobernadora Claudia Pavlovich, el Secretario de Gobierno, Miguel Ernesto Pompa Corella solicitó al Coordinador Nacional de Protección Civil, Luis Felipe Puente Espinosa, el procedimiento de «Declaratoria de Emergencia».

    En esta solicitud se incluye a Nogales, comunidad también muy golpeada por torrenciales lluvias, aunque a diferencia de Hermosillo todo indica que en esa frontera el temporal ya cobró al menos una vida humana, en tanto que acá los daños solo son materiales, con los famosos socavones, inundación de viviendas y residencias, daños mayores a vialidades y equipamiento, así como propiciar situaciones que arriesgan la vida de personas, así como de sus bienes.

    Por supuesto que lo ocurrido reúne las condiciones previstas para que la Secretaría de Gobernación, a través del FONDEN, emita la declaratoria correspondiente, que podría ir aparejada a que se reconozca como Desastre Natural, para autorizar la adquisición de insumos a fin de responder de forma inmediata a las necesidades urgentes para la protección de la vida y la salud de las personas.

    Miguel E. Pompa Corella

    KARMA: uno de los sectores más afectados por las últimas lluvias fue «el exclusivo» fraccionamiento Villas de Parras, que como se sabe es el reducto de esa minúscula minoría que despliega activismos estúpidos en contra de la construcción del Hospital de Especialidades, anunciado en predio aledaño a la Cruz del Norte.

    Miren, no somos gobierno para dar trato comedido a quienes no lo merecen, que como sea, destacado el abordaje y estrategia oficial para convencerlos de lo anacrónico de su rechazo y para que se sumen apoyando a una obra cuyo proyecto incluye acciones que resolverán de fondo las omisiones en ese sector de las fraccionadoras y del ayuntamiento en materia de desarrollo urbano.

    Más allá de intuiciones, de perversidades de corte panista, de primitivismo clasista y falta de solidaridad social, están las opiniones de al menos 52 representantes de organizaciones e instituciones de profesionales de la sociedad civil, que reconocen el impacto positivo que tendrá esa inversión de mil millones de pesos, más los 500 millones adicionales de infraestructura periférica, no solo en el sector donde se erigirá el nosocomio, sino en todo Hermosillo.

    INCIDE: excelente el resultado de la reunión convocada por el Consejo Integrador de la Construcción, la Industria y el Desarrollo, durante la cual, la jefa de la Oficina del Ejecutivo, Natalia Rivera Grijalva y los secretarios Ricardo Martínez Terrazas y Gilberto Ungson Beltrán, de SIDUR y Salud, respectivamente, ofrecieron una detallada explicación del nuevo Hospital, así como del proyecto de obras de infraestructura vial e hidráulica para todo ese sector.

    Natalia Rivera

    El compromiso de diálogo hasta las últimas consecuencias establecido por la gobernadora con el reducto inconforme, no solo se mantiene sino se profundiza con el fin de que todas las dudas sean despejadas a través de información profusa y permanente acercamiento con esos vecinos, quedándonos el pendiente de saber si esa buena voluntad y disposición sea recíproca, porque para que haya diálogo debe de haber participación de todas las partes.

    Pero por lo pronto, la civilidad, la transparencia y el comedimiento, el respeto la apertura y legalidad del gobierno de Claudia Pavlovich, contrasta con el troglodismo, opacidad y autoritarismo, así como con la represión, cerrazón e ilegalidad del PAN-Gobierno de Guillermo Padrés, cuando impuso a sangre y fuego la construcción del acueducto El Novillo.

    ECOCIDIO: así como ocurre en cada aniversario de cualquier suceso importante, ahora toca entrarle a la moda mediática del momento, al cumplirse tres años del derrame tóxico de la empresa Grupo México en Cananea, cuyos efectos y su reversión en las comunidades sobre la cuenca del río Sonora sigue siendo asignatura pendiente para ese consorcio.

    Durante los poco más de 18 meses que le tocó al gobierno de Padrés, esa tragedia sólo representó para ese delincuente y para su partido, una fuente de votos y de lucro electoral, frente a una compleja y costosa estrategia de remediación a la que el gobierno federal obligó a emprender a Germán Larrea, heredero del imperio financiero forjado por su padre, Jorge Larrea Ortega y ahora considerado como el segundo hombre más rico de México.

    Pues esa riqueza sólo le permitió fondear con dos mil millones de pesos al fideicomiso para cubrir los costos de indemnizaciones para los afectados, limpieza de cauces, instalación de infraestructura, preventiva y equipamiento sanitario para atender efectos de la contaminación, derrama económica importante que sin embargo no satisfizo y que aún sigue en disputa.

    Gilberto Gutiérrez

    C├ôMPLICES: sin duda la complicidad del gobierno panista con la empresa minera durante los primeros días del derrame, asociación criminal que retrasó las acciones de auxilio y extendió la contaminación a lo largo de toda la cuenca.

    El escándalo al menos arrojó el que un mes después del ecocidio se descubriera la presa construida por Padrés en su rancho cercano a Bacanuchi, del municipio de Arizpe y que ante las evidencias, el corrupto dinamitara su cortina y arrastrar más la contaminación aguas abajo sobre el río Sonora.

    Al respecto, bueno el posicionamiento del CDE del PRI estatal al aludir el contubernio entre Padrés y la empresa, tanto antes del derrame, como el tratamiento posterior antes de que el gobierno federal decidiera entrarle el toro.

    Es obvio el incumplimiento de los acuerdos resarcitorios por parte de la empresa y así lo estableceel documento emitido por Gilberto Gutiérrez Sánchez al exigir las respuestas comprometidas en la serie de convenios firmados, cuando incluso, el delegado de la SEGOB, Wenceslao Cota Montoya, informa que el Fideicomiso Río Sonora aún dispone de 780 millones de pesos.

    EXHORTO: también en el Congreso del Estado se izó la bandera de la total remediación en la región del Río Sonora, ya que el diputado Rafael Buelna propuso incluir en el presupuesto estatal del año próximo, una partida especial con el fin de promover la reactivación laboral y económica de esas comunidades y de sus habitantes.

    Rafael Buelna

    La verdad es que el Poder Legislativo también debería aplicar presión para obligar a la empresa a que cumpla con sus compromisos y así como lo propone el CDE del PRI, el Grupo México retribuya al menos en eso la riqueza que desde hace tantos años saca de Sonora.

    Habrá que ver si de este tercer aniversario del derrame, la moda mediática de su tratamiento alcanza para hacer reaccionar por al menos unos días a las dependencias federales, para que le apliquen el rigor al Grupo México y obligue a Larrea junior a dar más respuestas.

    2 Comentarios