Se enfrentan constructores y SCT

    129
    0

    Los miles de millones de pesos invertidos en la modernización de la carretera de Cuatro Carriles en Sonora, son un manjar para los constructores mexicanos que se les escapa de las manos, al ser superados en las licitaciones por empresas de la construcción extranjeras.

    Por lo anterior, es explicable pero no justificable el reclamo airado a la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) del presidente nacional de la Cámara Nacional de la Industria de la Construcción (CMIC) Gustavo Adolfo Arvallo Luján.

    El dirigente nacional de los constructores organizados lamentó que la SCT entregara obras carreteras en Sonora a empresas españolas, mismas que subcontratan a constructoras locales a las cuales castigan con precios bajos o no pagándoles a tiempo.

    En su pasada visita a Hermosillo para presidir la toma de protesta de la nueva líder de la CMIC en Sonora Karina Maldonado Andrews, el dirigente nacional de los constructores declaró en rueda de prensa que las empresas extranjeras sin equipo ni personal mantienen rezagos en las obras de modernización de la carretera de Cuatro Carriles, con el riesgo de que no se logre concluir al cien por ciento la modernización de la rúa federal en Sonora.

    Y como esas acusaciones ya calientan hasta al más tibio, el delegado en Sonora de la SCT, Javier Hernández Armenta, le hizo frente a la CMIC al considerar excesivas las declaraciones de Arvallo Luján. ¡! Hay tiro, hay tiro!!, diría el César del Boxeo.

    El delegado de la SCT aclaró que las licitaciones para modernizar la Cuatro Carriles se hacen en la Ciudad de México bajo estándares internacionales, y además rechazó que haya retraso en los trabajos de la Cuatro Carriles, pues asegura que avanzan en tiempo y forma de acuerdo a la programación del proyecto.

    Eso sí, con una veintena de desviaciones, lentos, pero avanzan. Sin prisas, pero sin pausas.

    La misma nueva presidenta de la CMIC en Sonora Karina Maldonado Andrews, reconoció que a los constructores sonorenses «les hace falta ver más Bax», al ser rebasados en las licitaciones de la SCT para los trabajos de modernización de la Cuatro Carriles, ya que son muy rigurosos los requisitos para participar en una licitación, donde exigen experiencia y hasta certificación.

    Y ahora exigen que las constructoras tengan maquinaria y personal, y no solo sean de membrete, como sucedía en el pasado, cuando todo político se convertía en constructor sin tener ni pico ni pala, mucho menos maquinaria pesada, la cual rentaban para beneficiarse a manos llenas con la obra pública estatal.

    Y ese rigor de la SCT se ha aplicado en Sonora, como se ha visto al rescindir contratos a empresas constructoras extranjeras y nacionales por incumplir con los términos del contrato, al registrar rezagos en los trabajos de modernización de la Cuatro Carriles, como sucedió en el tramo Santa Ana-Magdalena que dejaron tirado unos gachupines, a pesar de que cobrarían 500 millones de pesos.

    Meses atrás el mismo delegado de la SCT en Sonora, Hernández Armenta les informó a esos mismos constructores que ahora lloran al ser desplazados por otras empresas foráneas más competitivas, que habían rescindido el contrato a las empresas españolas y nacionales Icatsa, Gardeco, Construpue, Precar y Frecadi.

    Los contratos de obra rescindidos fueron de nuevo licitados, y por lo visto volvieron a quedar fuera las constructoras sonorenses, con lo cual tiene razón Karina Maldonado, al señalar que la derrama económica no se está quedando en empresas locales o en Sonora.

    Pero la culpa es de los constructores sonorenses y de la dirigencia nacional de la CMIC, al no tener el poder de influir en la SCT a nivel nacional para que los miles de millones de pesos se queden en casa y no en manos extranjeras, o de empresas de la construcción nacionales con mayor influencia, porque a pesar del rigor en las licitaciones aun pesa el influyentismo, la mochada, los intereses políticos y el compadrazgo para ganar contrataciones millonarias en el gobierno federal.

    Tampoco se pueden quejar los constructores sonorenses de que no les ha tocado una gran tajada del pastel en la obra pública, pues hace apenas dos años se llenaron las manos con más de cuatro mil millones de pesos en la construcción del acueducto de El Novillo, donde los constructores sonorenses se unieron en un consorcio asociados con Exploraciones Mineras del Desierto, de Samuel Fraijo, para tener la capacidad técnica y financiera para realizar ese megaproyecto hidráulico.

    Desde luego la tajada del pastel se la llevaron unos cuantos constructores, y por supuesto el entonces gobernador Padrés y sus cómplices del gobierno panista, que resultó corrupto y malo para gobernar. Pero esa es otra historia.

    DESTACA LA BUENA RELACION DE CLAUDIA CON FEDERACION

    Los tiempos aciagos del olvido del gobierno federal a Sonora que se registró con el gobierno padresista ha quedado atrás con la nueva administración estatal de Claudia Pavlovich, quien ha sabido tejer fino y trabajar mucho para lograr un histórico respaldo financiero federal en tiempos de crisis.

    La gobernadora Pavlovich estuvo el miércoles como invitada especial al informe de los delegados federales en Sonora, donde destacó el trabajo de equipo que hizo posible una inversión federal de 56 mil millones de pesos en esta entidad.

    La gobernadora reconoció el apoyo del gobierno federal, a través de sus 52 delegaciones, y la aplicación en el 2016 de 56 mil millones de pesos en el área de educación, social, salud e infraestructura para los sonorenses.

    «Aquí están 56 mil millones de pesos que el gobierno federal le apostó a Sonora, se dice fácil, no lo es, tenemos que seguir trabajando, impulsando; seguiré tocando las puertas de mis amigos del gobierno federal como lo he hecho hasta ahora», señaló la mandataria estatal.

    Rafael Oceguera Ramos, coordinador de Delegaciones Zona Norte-Noroeste de la Secretaría de Gobernación, y representante del titular de Segob Miguel Ángel Osorio Chong, reconoció el desempeño de la gobernadora Pavlovich, a quien le reiteró el apoyo del gobierno federal, como se ha visto con el respaldo de los 52 delegados federales y las constantes visitas de funcionarios federales a Sonora.

    En los nuevos tiempos de Sonora con Claudia Pavlovich, el presidente Peña Nieto ha visitado en varias ocasiones la entidad, y la totalidad de los secretarios federales han estado presentes en esas calurosas tierras atendiendo las necesidades de los sonorenses, destacando la reciente visita del titular de Salud, José Narro Robles, para anunciar la construcción del nuevo Hospital General del Estado, en Hermosillo. (g_navarro_ruiz@hotmail.com)