Inicio Internacional La brecha de género en la matriculación en la escuela primaria

La brecha de género en la matriculación en la escuela primaria

88
0
  • se redujo a la mitad en los últimos 25 años

París, 6 de marzo – Las tasas de matriculación de niñas en la enseñanza primaria y secundaria casi se han duplicado en los países de ingresos bajos en los últimos 25 años, según una nueva ficha informativa titulada “Su educación, nuestro futuro” y publicada por la UNESCO con motivo del Día Internacional de la Mujer (8 de marzo). Además, en esos países la brecha de género en la matriculación en la enseñanza primaria se ha reducido a la mitad. Ahora bien, se observa asimismo que el ritmo de cambio no es lo suficientemente rápido. Al ritmo actual, no se logrará que todas las niñas ingresen en la escuela primaria hasta 2050.

Este año celebramos el 25º aniversario de la Cuarta Conferencia Mundial sobre la Mujer (Beijing, 1995), que culminó con la Declaración y Plataforma de Acción de Beijing, un documento clave de política mundial sobre la igualdad de género que es la hoja de ruta más ambiciosa para el empoderamiento de las niñas y mujeres.

“Ignorar la educación de las niñas es como ignorar una de las soluciones más eficaces para alcanzar el desarrollo”, dijo la Sra. Audrey Azoulay, Directora General de la UNESCO. “El hecho de tener acceso a una educación de calidad alienta a las niñas a romper los estereotipos sociales que obstaculizan la igualdad de género. La educación también les brinda las herramientas necesarias para orientar mejor sus futuras decisiones en la vida en relación con el embarazo, el parto y los problemas de salud que se cobran la vida de millones de niños en todo el mundo. No podemos lograr el mundo que queremos sin la educación y el empoderamiento de todas las niñas y mujeres”.

El Informe de Seguimiento de la Educación en el Mundo (GEM) de la UNESCO muestra que si todas las mujeres finalizaran la educación primaria, las muertes maternas se reducirían en dos tercios. Si cursaran educación secundaria, las muertes infantiles se reducirían a la mitad, lo que permitiría salvar 3 millones de vidas, y habría dos tercios menos de matrimonios infantiles. Si todas las niñas del África Subsahariana y el Asia Meridional y Occidental recibieran educación secundaria, el número de embarazos de menores de 17 años se reduciría en cerca del 60%. Pero la lentitud de los progresos impide que las niñas cosechen esos beneficios potenciales. Como se ilustra visualmente en el nuevo sitio web interactivo, https://www.education-progress.org/es/ la tasa de matriculación de las niñas en la enseñanza primaria en los últimos 25 años solo ha aumentado en diez puntos porcentuales, al pasar del 78% al 88%, lo que equivale a menos de medio punto al año.

En la nueva ficha informativa, sobre la base de los datos de la publicación HerAtlas de la UNESCO, se muestran los progresos realizados desde 1995 en lo que respecta al compromiso mundial en favor del derecho de las niñas a la educación mediante las convenciones internacionales, y las esferas en las que todavía se han de introducir mejoras. En 1995, en la Plataforma de Acción de Beijing se instó a los países a eliminar la discriminación por razón de género en la educación, que actualmente se prohíbe en las constituciones de 90 países. Desde la Plataforma de Acción de Beijing, el número de Estados que han ratificado la Convención de la UNESCO relativa a la Lucha contra las Discriminaciones en la Esfera de la Enseñanza ha aumentado de 82 a 105. Sin embargo, ello significa que casi la mitad de ellos no la han firmado. En 1995, 150 Estados habían ratificado la Convención de las Naciones Unidas sobre la Eliminación de Todas las Formas de Discriminación contra la Mujer, en la que se consagra la igualdad de derechos entre hombres y mujeres. Hasta la fecha ha sido ratificada por 189 Estados partes, pero 27 países la firmaron con objeciones a determinados artículos sobre el matrimonio infantil o la política de discriminación.

Se está organizando una nueva campaña en los medios sociales, titulada “Su educación, nuestro futuro” (#SuEducaciónNuestroFuturo), en colaboración con una serie de organizaciones del sector de la educación para contribuir al cumplimiento de los compromisos asumidos en materia de educación en la Declaración de Beijing. Mediante la campaña se hace un llamamiento a las niñas y los docentes para que aúnen sus voces en pro del cambio diciendo lo que querrían mejorar para la próxima generación de niñas en un plazo de 25 años. El inicio de la campaña coincide con el Día Internacional de la Mujer y la reunión de la Comisión de la Condición Jurídica y Social de la Mujer, lo que contribuirá al Foro Generación Igualdad, que es un encuentro mundial en favor de la igualdad de género, convocado por ONU-Mujeres y copresidido por Francia y México, con la sociedad civil como líder y asociada. El Foro se iniciará en la Ciudad de México (México) los días 7 y 8 de mayo de 2020 y concluirá a lo largo de tres días en París (Francia) del 7 al 10 de julio de 2020.