Slider

Don Enrique Bours Almada.- Crónicas para la historia (No. 156).- Muere un empresario ejemplar quien creció junto con Cajeme.- Al lado de sus hermanos Juan, Javier y Alfonso, fundó el Grupo Bachoco.- lo distinguió su filantropía, su apoyo a la salud, la educación, el empleo.- Cajemense Distinguido en 2003, siendo alcalde Jesús Félix Holguín.

Bernardo Elenes Habas

Don Enrique Bours Almada, fue, sin duda, un hombre visionario, que supo honrar y servir al pueblo que lo vio crecer, siempre al lado de sus hermanos Juan, Javier y Alfonso, construyendo con tesón su destino.

Siendo niño, junto a sus hermanos, fueron trasladados por sus padres Alfonso Robinson Bours Monteverde y Rosalva Almada Corbalá, desde su natal Navojoa a Cajeme en 1930, cuando esta comunidad donde radicarían para siempre, alcanzaba apenas el tercer año de haber sido constituida en Municipio, de acuerdo al decreto de la Ley No. 16, expedida el 29 de noviembre de 1927 por el entonces gobernador de Sonora, Fausto Topete Almada.

En ese entorno, creció junto con Cajeme don Enrique, quien de joven mostraba su vocación por la filosofía, ciencia del conocimiento profundo que se empeñó en estudiar, sin embargo dejaría esa rama del saber para optar por algo más productivo, la Ingeniería Industrial, siguiendo los consejos de su padre. No obstante, su vida fue guiada por la sencillez y la claridad de pensamiento que alcanzan los amigos de la sabiduría.

Se dedicó por largo tiempo al negocio automotriz, fundado por su padre, sin abandonar sus pasatiempos con la crianza de pichones y posteriormente de pollos con el respaldo de su esposa Beatriz, de donde surgió la raíz de la industria avícola que supo construir junto con sus hermanos en 1952, raíz de Bachoco. 

Comentan sus biógrafos que al principio sus instalaciones fueron sencillas. Se apegaron al lema de trabajar con la mayor eficiencia y el menor número de empleados. Tres años después, con audacia expandieron operaciones hacia el centro del país; en 1971 se posicionaron en la venta de pollo. En los 90 crecieron hacia el sureste; y en 1997 aceptaron el reto de la globalización, logrando que Industrias Bachoco, se convirtiera en industria pública en los mercados financieros de México y Nueva York.

En Cajeme, se entregó a don Enrique Bours Almada, la presea de Ciudadano Distinguido, el 30 de noviembre de 2003, siendo alcalde Jesús Félix Holguín.

En esa importante ceremonia se resaltó la filantropía, el apoyo a la educación y salud en beneficio de la comunidad que mantuvo y mantiene vigente, aunado a la creación de empleos con la funcionalidad de sus empresas.

Padre ejemplar, que participó en la formación de sus hijos Enrique, Beatriz Marina, Rossana, Anabela, Jesús y Mónica, al fallecer su primera esposa Beatriz. En 1985 contrae segundas nupcias con Guadalupe Salcedo, procreando a Juan Jorge y Álvaro.

Don Enrique es miembro del Salón de la Fama de la Avicultura Latinoamericana, está involucrado en la Fundación Mexicana para la Salud y en el Instituto de Fomento e Investigación Educativa.

Descanse en paz un ciudadano que creció junto con Cajeme, comunidad a la que amó y supo honrar.

—–o0o——

Comentarios