Slider

Las cantinfleadas del pollo Castelo; el barbarismo troglodita de Rosa María Mancha Ornelas; el retorcido colmillo manipulador de María Dolores del Río Sánchez; el miedo de la diputada María Alicia Gaytán a mujeres; la leída de cartilla de Jesús Alonso Montes Piña, la disposición y apertura de Jesús Eduardo Urbina, la paciencia de Carlos Navarrete y la buena; rápida lectura de Luis Armando Alcalá y la violenta, quisquillosa y tendenciosa actuación de liderazgos “feministas”. 

De la sesión extraordinaria de la 62 legislatura de Sonora celebrada este viernes, también destaca la supina ignorancia de la técnica parlamentaria que persiste en la bancada de MORENA; la perversidad en el manejo informativo de asalariados de la diputada federal Wendy Briseño y la denigrante actuación de una mujer que a toda costa intentó provocar a personal del Congreso del Estado mediante el despliegue de grotesca actuación para simular que era golpeada. 

Estuvimos pendientes de la transmisión vía internet de las incidencias de la sesión extraordinaria, dada la expectación que ha generado el trámite parlamentario para crear un marco jurídico para proteger a las mujeres de la violencia digital, cuya votación de nueva cuenta fue postergada con el propósito de abrir nuevas puertas al entendimiento y a los acuerdos, que satisfagan obsesiones de quienes con violencia verbal y física, predican un alto a la violencia contra las mujeres. 

Desde temprano nos enteramos que contrario a lo establecido en la iniciativa, no se solicitaría la dispensa de segunda lectura y creímos que con ello sería suficiente para que el oportunismo feminista le bajaría unas rayitas a su beligerancia e incluso, a pesar del anuncio público del diputado Montes Piña de dicha postergación, se advirtió en el caso de dos o tres diputadas de ir hasta las últimas consecuencias a contracorriente de sus exigencias respecto a la necesidad de escuchar a opositoras. 

Carlos Navarrete

Las necesidades electorales de la diputada del Río Sánchez deben ser muchas como para hacerse pasar como neófita de la técnica parlamentaria, ya que luego de aprobar el orden del día de la sesión, salió con la puntada de que el punto de la llamada Ley Olimpia fuera sacado, además de un insistente protagonismo con denuncias de mujeres golpeadas afuera del recinto parlamentario que exigían ingresar al salón de plenos abiertamente en contra de protocolos sanitarios para evitar contagios. 

Después circularía abundante material videográfico en el cual se exhibe el pancho y ridícula actuación de la abogada de la señora Olimpia, tirándose al piso y gritando de dolor por los “golpes” del impávido y respetuoso personal del Congreso, no faltando las estupideces de un presunto comunicador que se atrevió a denunciar en redes que el grupo de mujeres había sido rociado con gas lacrimógeno. 

Antes de ese rupestre circo, a Raulito “El Pollito” Castelo subió al pódium para emitir quejumbres respecto a los tantos que tiene la legislatura, tocando luego dar trámite a la improcedencia del alegato con que la corrupta alcaldesa de Navojoa, Rosario Quintero pretendió sacar a Urbina Lucero de la comisión donde se definirá la denuncia de juicio político en su contra, tocándole al atolondrado Pollito levantar y ondear la bandera de defensa a la corrupción de la munícipe. 

Luego se vino la parte sustancial de la asamblea, tocando al diputado Luis Armando Alcalá dar lectura a la iniciativa Olimpia, trámite complicado al principio dado el protagonismo rayano en lo estúpido de la diputada Mancha Ornelas quien sin sentido arremetió en contra del presidente Carlos Navarrete por justificar las medidas de aislamiento social aplicadas para el desarrollo de la sesión, con la empalmense agarrando demagógico monte respecto a su vocación para atender a manifestantes. 

María Dolores del Río

Obvio que dicha vocación y compromiso no le alcanzó, porque cuando se propuso una comisión que atendiera a las rijosas damas en el exterior, no dijo absolutamente nada ni mostró ninguna disposición por sumarse a Urbina Lucero e incluso tampoco aceptó la representante de Movimiento Ciudadano, ya que a lo mejor también temieron de la agresividad aludida por Gaytán. 

Buena, paciente y hasta con señorío la conducción de la sesión por parte del Charly Navarrete y contundente la réplica del presidente de la Diputación Permanente, Francisco Javier Duarte, ante las catilinarias lolistas y pollistas, para en resumen establecer el contraste entre quienes apuestan hasta el último esfuerzo para proteger de mejor forma a la mujer de la violencia digital y de quienes han tomado el tema con propósitos político-electorales. 

En fin, ya decíamos que estuvimos muy atentos a la lectura de la iniciativa y la verdad no captamos el origen de la actitud quisquillosa de esas señoras, y debe ser por la sutileza del sentido de los conceptos ahí vertidos que hacen la diferencia, pero que en términos generales, para las mujeres normales, sin cargas ideológicas, sin intereses político electorales, ausentes de oportunismo y protagonismos estúpidos, el contenido de las reformas a cuatro marcos normativos de la entidad, debe ser satisfactorio al ser un gran avance para proteger a la mujer de la violencia y se sancione de forma ejemplar a los perpetradores. 

Ahora habrá qué ver cuanto tiempo pasa para que se de la segunda lectura a esa propuesta, no descartándose que tal trámite sea hasta septiembre, tiempo suficiente para eliminar aristas y para que a algunas rijosas les suba el agua al tinaco, cuando además, hay otros aspectos contenidos en la propuesta que no necesariamente tienen cariz feminista total, sino que implican efectos para todos, ya que hay quienes sostienen que en el caso de la reforma al Artículo 29 BIS del Código Penal del Estado de Sonora,  de ser aprobado en los actuales términos, permitiría la censura y la eliminación indiscriminada de contenidos publicados en Internet. 

Rosario Quintero

Aseguran, que con su aprobación, el Congreso del Estado otorgaría facultades discrecionales al Ministerio Público para eliminar contenidos por “daño moral” a partir de criterios indefinidos, imprecisos y ambiguos, con sanciones parauna gran cantidad de conductas de diversa naturaleza, que abre un abanico de posibilidades para remover contenidos de internet, penaliza expresiones legítimas, las cuales están protegidas constitucionalmente y a través de tratados internacionales de los que México, para en general, considerar que ese artículo habilita medidas de censura. 

Como ven, a los diputados les queda buen trecho para concluir con ese trámite legislativo, quedando claro que en asuntos de mujeres hay que andar con mucho tiento, porque ya son muchos los episodios donde algunos liderazgos la han tomado como si todos los varones fuéramos sus enemigos a muerte y hasta lo dicen, además de ser un campo fértil para el cultivo de oportunismos políticos, que por encima del interés de una vida libre de violencia para las mujeres, están ambiciones electorales. 

En fin, de lo positivo no quedamos con el posicionamiento de Montes Piña al mostrar su extrañeza por la demencial actuación de algunas manifestantes en contra de una reforma que las beneficia; la disposición para ampliar el diálogo de Urbina Lucero y del coordinador de la bancada del PRI, Rogelio Díaz Brown; la mesura en la conducción de Navarrete, y la agilidad de la lectura de Alcalá a pesar de condiciones tan difíciles, sin dejar de lado la paciencia y tacto del personal del Congreso al lidiar con la citada orate que se tiraba al piso y a la vez gritar que era golpeada. 

Incluso, ese posado zipizape bien podría derivar en una disculpa, pública o privada, de la diputada del Río Sánchez hacia ese personal al cual difamó en plena sesión, cuando en realidad lo único que hicieron fue eludir las embestidas y patadas de la loca. 

Luis Armando Alcalá

Por lo demás, vamos a reconocer que nos parecer lamentable que a fin de cuentas Genaro Enríquez haya dejado la Dirección General de la Comisión del Deporte, pero sabemos que así son las cosas en el servicio público cuando se vencen los ciclos. 

En su lugar, la gobernadora Claudia Pavlovich nombró a José Gabriel Tapia Montiel, para completar una leve sacudida al árbol que incluyó el nombramiento de María Azucena Burgos Fuentes como subsecretaria de Recursos Humanos en la Secretaría de Hacienda, puesto que era ocupado por José Martín Nava Velarde, ahora flamante director general del ISSSTESON, luego que Pedro Angel Contreras decidiera aventurarse por los inhóspitos terrenos de la política electoral. 

Interesante el dato recogido de las redes sociales, en el cual se precisa que Tapia Montiel es el séptimo titular de la CODESON en los últimos 23 años y cuatro administraciones estatales: Miguel Nichols (1997-2001); Francisco Mendívil (2001-03); Carlos Rodríguez (2003-09); Daniel Hidalgo (2009) Vicente Sagrestano (2009-15), y Genaro Enríquez (2015-20). 

José Martín Nava

Y Petra Santos Ortiz debió llegar uy temprano al reparto de autoestima este viernes, porque se aventó la puntada de que en una disputa interna en MORENA para elegir candidato a la gubernatura de Sonora, ella le ganaría a Alfonso Durazo Montaño. 

Se me hace muy ojona para que sea paloma, porque a pesar del creciente desprestigio del de Bavispe dado su estrepitoso fracaso como titular de seguridad federal, no creemos que ella pudiera superar los dividendos de haber encumbrado a diputadas y diputados, alcaldías y entregado puestos en la administración federal de la entidad y que seguramente vendrá a exigir retribuciones. 

Petra Santos

Nos cae bien la Petra, pero se me hace que sus elucubraciones futuristas andan muy alejadas de la realidad y más bien, nuestra recomendación sería que mejor busque otros horizontes partidistas, porque está demostrado que en MORENA no la quieren y menos le van a tomar cariño si insiste en pegarle al dueño de esas siglas en Sonora. 

Powered by WPeMatico

Comentarios