Slider

El pasado Domingo 16 de agosto a la Organización Meteorológica Mundial le toco percibir una temperatura poco común en Death Valley en California Estados Unidos. 54.4°grados centígrados o 130° Fahrenheit.

La alta temperatura se alcanzó en medio de una intensa y extensa ola de calor en la costa oeste de los Estados Unidos.

Si se valida, sería la temperatura más alta en la Tierra desde 1931 y la tercera temperatura más caliente jamás registrada en el planeta.

Todos los indicios hasta ahora apuntan a que se trata de una observación válida. El equipo de la estación meteorológica Furnace Creek es mantenido regularmente por el Servicio Meteorológico Nacional en Las Vegas.

Los hallazgos preliminares indican que estaba en buenas condiciones de funcionamiento en el momento de la observación en la zona despoblada y desértica de Death Valley California.

La Organización Meteorológica Mundial reunirá ahora un equipo internacional de científicos atmosféricos para examinar cuidadosamente la observación para su Archivo de Tiempos y Climas Extremos.

Comentarios