Inicio Nacional Monreal exige a Batres que demuestre sus acusaciones

Monreal exige a Batres que demuestre sus acusaciones

1
0

El coordinador de la bancada de Morena en el Senado, Ricardo Monreal , pidió pruebas al aún presidente de la Mesa Directiva sobre los supuestos “cañonazos” y chantajes a senadores de Morena para que no votaran a favor de su reelección como titular de la Cámara alta y le exigió interponer una denuncia, pues de lo contrario se ofende la honorabilidad y rectitud de los legisladores de esa fracción parlamentaria.

Recordó que los hombres “son transitorios y nadie es indispensable” y afirmó que la virulencia no ayuda en nada y al contrario, aleja a quien la enarbola.

Aún con todos los señalamientos frescos en su contra, Monreal aseguró que sí le dolieron las descalificaciones que le enderezó  Batres luego de que le atribuyera su derrota por la reelección en la presidencia del Senado, pero aseguró que “tiene la piel curtida” y su umbral del dolor cada vez es más alto.

Sin embargo, no por ello, dejaron de dolerle los calificativos que le aplicó Batres entre los que se destacan “fraudulento, faccioso, tramposo, factor de división”, entre otros, pero aún así, dijo no hace caso de esos insultos pues de lo contrario ya se hubiera infartado, estuviera amargado o inactivo de la política.

“Estoy hecho de madera fina…”, dijo.

“Cuando vienen ese tipo de ataques, me refugio en mi familia y en  Dios y por supuesto en el Santo Niño de Atocha”, detalló.

Monreal rechazó que se haya roto la convivencia al interior de la bancada morenista tras el “encontronazo” con Batres y consideró que los hombres públicos deben actuar con moderación y prudencia. Incluso recordó que fue él mismo quien propuso a Batres para el cargo de Presidente del Senado hace un año.

Ante medios de comunicación, Monreal reveló los detalles de la elección interna donde Batres perdió por 33 votos  en contra de la reelección contra 29 a su favor y explicó que el aún Presidente del Senado tenía conocimiento de que las cinco senadoras del Partido Encuentro Social votarían en esa contienda.

El zacatecano ofreció disculpas a la militancia de Morena por lo que llamó “este desencuentro” y aseguró que es normal en la política aunque recalcó que no será obstáculo ni pondrá en riesgo el proyecto de la Cuarta Transformación.

En ese sentido, aseveró que no ha hablado con el presidente Andrés Manuel López Obrador, aunque seguramente lo hará en la reunión que tienen programada para el 29 de agosto con motivo de la plenaria de los Senadores de Morena previo al arranque del periodo ordinario de sesiones que arranca este 1 de septiembre.

A pesar de este “encontronazo”, Monreal  rechazó que haya divisiones o fracturas al interior de la bancada de Morena en el Senado y recalcó que no será parte de la polarización que se busca generar, por parte de algunos.

MARTÍ NO SE RETRACTA NI OFRECE PRUEBAS, PERO INTERPONDRÁ QUEJA.  

Martí Batres interpondrá una queja ante la Comisión de Honor y Justicia de Morena en un intento por reponer el proceso interno en la bancada de ese partido en el Senado, en el que en primera instancia perdió la Presidencia del Senado, aunque rechazó ofrecer detalles sobre los supuestos “cañonazos”, chantajes y presiones de que fueron objeto legisladores afines a su candidatura para retirarle su apoyo.

“No me retracto de lo que dije, así lo viví y así se vivió, todos los procesos históricos salen a flote y cada quien comentará su historia”, respondió ante el emplazamiento de Monreal para que interponga una denuncia por esas afirmaciones, aunque nunca confirmó si lo hará.

Aseveró que será a más tardar el jueves cuando presente una queja y confió en que haya tiempo para que se reponga el proceso, y resolver en consecuencia, antes del 29 de agosto en que se vote ante el Pleno del Senado la propuesta de Mónica Fernández Balboa como nueva Presidenta de la Cámara alta.

En el segundo capítulo del encontronazo con Monreal, Batres acusó al zacatecano de “violencia política” y de tener una obsesión en su contra para sacarlo de ese puesto, pero recalcó que su lucha no es por un cargo sino contra el atropello de que fue objeto.

Insistió en que no está en busca de un cargo o de negociar posiciones y menos por crear un grupo al interior de la bancada de Morena en el Senado o en el partido, sino por defender lo que, a su juicio, se hizo bien al frente de la mesa directiva del Senado.

“Hice un excelente trabajo, hicimos la tarea dentro y fuera, entonces, lo que ha funcionado ,que se mantenga”, aseveró.

Aseguró que siempre fue impulsor de la armonía al interior de la bancada de Morena y lo único que obtuvo de parte de Monreal fue una violencia política inusitada.

“Nadie me había tratado así como Monreal, ni siquiera nuestros adversarios, y no me merezco esto, pero no presiono por un cargo”, dijo.

La política —agregó— debe hacerse con principios, con ideales, la política sin principios es sólo una lucha del poder por el poder.

Desmintió a Monreal sobre sus dichos de que fue quien lo propuso para Presidente del Senado el año pasado y recordó que fue la dirigente nacional de Morena, Yeidckol Polevnski y el diputado Muñoz Ledo, quienes lo plantearon.