Inicio Arturo Soto Tensa cordialidad en el Cerro de la Campana

Tensa cordialidad en el Cerro de la Campana

84
0

Importante, sin duda la visita que hizo ayer el secretario Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, Leonel Cota Montaño a Hermosillo, donde entregó a la alcaldesa Célida López Cárdenas 15 patrullas equipadas, tres de las cuales serán asignadas a la atención exclusivamente de casos de violencia intrafamiliar.

Importante también el anuncio hecho por el ex gobernador de Sinaloa en cuanto a los 2 mil 100 millones de pesos que llegarán a Sonora por la vía del programa de Fortalecimiento Municipal y de los cuales el 50% irán directamente a los ayuntamientos.

Pero una buena parte de esos recursos se irán en la liquidación de agentes estatales y municipales que no aprobaron el examen de control y confianza C3 (sólo en Cajeme y Hermosillo hay más de 550 elementos reprobados) porque la meta para este año es que el 100 por ciento de las policías estén certificados, algo que se complica en estados y municipios, pues no se cuenta con los recursos para liquidarlos conforme a la ley.

Según datos del año pasado, en Sonora existen unos 12 mil agentes estatales y municipales. El 20 por ciento se encontraba reprobado en el examen de control y confianza. Los datos actuales, según Cota Montaño indican que en el plano nacional, el 17% de los agentes está reprobado.

Suponiendo que esa cifra aplique para Sonora, estaríamos hablando de unos dos mil agentes reprobados, que este año abandonarán las filas de las corporaciones. 

En lo más alto del cerro de la Campana se llevó a cabo la entrega de las nuevas unidades, en un acto al que asistieron representantes de los tres niveles de gobierno, así como los mandos militares. 

Buenas noticias porque además de los recursos del Fortamun, la alcaldesa informó que las 15 nuevas unidades fueron adquiridas con dinero de otro fondo, el Fortaseg, con el que ya se han adquirido 147 unidades en esta administración. En dicho fondo había quedado un remanente por el que el ayuntamiento de Hermosillo concursó con éxito, logrando hacerse de 10.5 millones de pesos.

Aunque el evento fue un festival de reconocimientos, espaldarazos, felicitaciones y elogios mutuos, cualquier observador más o menos avezado pudo notar en el ambiente una tensa cordialidad entre los representantes de los tres niveles de gobierno a la hora de plantear sus necesidades y sus capacidades; a la hora de defender sus posiciones y competencias.

Si bien todos parecen de acuerdo en que el tema de la seguridad pública debe mantenerse, como ha insistido el Secretario Alfonso Durazo, en el terreno de la neutralidad política y la coordinación institucional, a la hora de contar los pesos y los centavos, las cuentas no parecen las mismas.

Célida López, por ejemplo, manifestó su completo apoyo a las políticas del presidente López Obrador, especialmente aquellas que apuntan a las causas que originan la violencia y la inseguridad –pobreza, desempleo, marginación, falta de educación y oportunidades- a través de los programas de Bienestar, también sostuvo que hacen falta recursos para equipar, armar y capacitar a su cuerpo policiaco.

La respuesta de Cota Montaño, con ser diplomática y amable, se despegó un ápice del guion presidencial: “El tema de la seguridad es un tema de justicia y de políticas sociales que permitan la integración de amplios sectores al desarrollo del país y atacar coordinadamente los problemas de pobreza”.

Punto.

La gobernadora Claudia Pavlovich también expuso que en Sonora se han hecho esfuerzos muy grandes para mantener al estado entre los 10 con menos incidencia delictiva, y como el segundo (después de San Luis Potosí) como el que mejores sueldos paga a sus policías. 

Ponderó la importancia de la coordinación entre los tres niveles de gobierno, pero enfatizó que se requieren recursos para continuar con programas y acciones como el fondo mensual para estímulos a los policías que presenten mejores logros. O sea, hace falta dinero.

El sinaloense la felicitó por esos logros, y le respondió que este año habrá recursos por 2 mil 100 millones de pesos del Fortamun y la mitad de ese monto irá a los municipios.

De entrada, esa es una buena noticia. 

La no tan buena es que unos mil millones de pesos de ese monto se irán en la liquidación de agentes que reprobaron el C3; es decir, cerca de dos mil elementos que quedarán sin trabajo, capacitados en el manejo de armas, con relaciones quizás no muy recomendables y con conocimiento de toda la operación de los cuerpos policiacos.

A simple vista, cualquiera pudiera pensar que no pocos de esos elementos que pasarán a engrosar las filas del desempleo, pudiesen ser cooptados por el crimen organizado, si es que no lo están ya, aun portando el uniforme policiaco.

En Sonora, como en todo el país, la corrupción policiaca es una verdad de Perogrullo. Centenares de agentes libres por no pasar los exámenes de control y confianza no parece ser la mejor idea para abatir la criminalidad y antes bien, aparece como un foco rojo en el tablero de la seguridad pública.

Quizás por ello en el evento de ayer, pese a las felicitaciones, los reconocimientos y los espaldarazos, no dejaba de percibirse una tensa cordialidad…

II

A finales del año pasado, el alcalde de Cajeme, Sergio Pablo Mariscal nos comentaba que en la definición del presupuesto federal 2020, los diputados deberían solicitar una reorientación de importantes partidas orientadas a financiar los proyectos estratégicos del presidente de la República, para asignarlos a obras de infraestructura y seguridad en los municipios.

El cajemense sabía de lo que hablaba después de un 2019 de grandes apremios que, al igual que en otros municipios redujeron considerablemente la capacidad de operación de alcaldes y alcaldesas, sobre todo en esos dos grandes rubros.

Su solicitud, empero, no tuvo éxito. Mariscal comenzó a trabajar entonces en la integración de una asociación de alcaldes del sur del estado, para potenciar así la capacidad de gestión en instancias estatales y federales en búsqueda de mayores recursos.

En esa línea, el nuevo dirigente nacional de Morena, Alfonso Ramírez Cuéllar se ha mostrado más receptivo y convocó a los alcaldes de todo el país para el día 23 de mayo, a una reunión en la que precisamente se diseñarán estrategias de gestión y de impulso al municipalismo, y de mayores recursos para infraestructura en los ayuntamientos gobernados por Morena.

Y es que el tema no es solamente administrativo o financiero, sino que en el fondo reside la gobernabilidad de los municipios y desde luego, la necesidad de responder con obras y servicios a las comunidades que votaron por los candidatos y candidatas de Morena. 

Es decir, también se están jugando en esta lanzada, la viabilidad del proyecto de nación del presidente de la República. 

III

Otro que tiene rato picando piedra y marcando presencia es el secretario de Desarrollo Social, Manuel Puebla a un año de haber asumido las riendas de esa dependencia, impulsando nuevos programas para diversos sectores de la población, llevando todos los trámites y servicios gubernamentales a las colonias, como acaba de suceder en Hermosillo con las jornadas en las colonias Solidaridad y Villas del Sur, así como el programa “Regalo de vista” en el poblado Miguel Alemán.

Este fin de semana aprovechó la presencia de las leyendas del boxeo, Julio César Chávez y el Travieso Arce para organizar una convivencia con sus fans en la colonia Nuevo Hermosillo. Manuel Puebla es de los funcionarios estatales que mayor actividad registra, junto a Eli Sallard y Karina Zárate, de la Comisión de Vivienda y el DIF respectivamente. No sé ustedes, pero a mí me huelen a candidatos.

También me puedes seguir en Twitter @Chaposoto

Visita www.elzancudo.com.mx