Inicio Bernardo Elenes Habas El tema del agua en manos de AMLO.-

El tema del agua en manos de AMLO.-

89
0
Bernardo Elenes Habas

El tema del agua en manos de AMLO.- El vital líquido en Sonora es un asunto social, humano, rebasa expectativas políticas y egoísmos de grupos.- Desalación y construir el gran Río de la Vida, alternativas que dejan de ser un sueño mágico.

Bernardo Elenes Habas

El futuro alcanzó a Sonora.

La entidad comienza a ser rebasada en sus exigencias vitales.

Puede deducirse que no es un tema político ni de intereses de grupos, el del agua.

Por el contrario. Se convierte en una realidad descarnada, que anuncia, con hechos, la forma en que podría impactar en el corto y mediano plazo la escasez de agua en el Sonora de soles y desiertos.

Las señales dicen que habría repercusiones deprimentes, no sólo en las perspectivas de crecimiento y desarrollo económico de las regiones -sobre todo las de vocación agropecuaria-, y especialmente en las necesidades humanas, de no prevenirse a tiempo.

Por eso, son oportunas las voces que se elevan preocupadas, desde todos los sectores, para encontrar respuesta a demandas humanas limpias, sin egoísmos regionalistas o de grupos, sino sustentadas en el bien común de Sonora, de sus familias, avizorando un futuro compartido y plural, para que los hechos de la carencia del vital líquido no sea motivo de pasiones desbordadas, de enfrentamientos ciegos.

Ya hay testimonios de confrontaciones político-jurídicas de sur y norte, propiciadas por malos y ambiciosos gobernantes, como sucedió y sucede con la sombra negra y autoritaria que no cede, heredada por Guillermo Padrés Elías, siendo gobernador en 2009-2015.

Se está en el tiempo preciso para contener y darle cauce a la solución de una grave problemática ya presente, que causa daños, mismos que tendrán que atenderse con grandes soluciones de fondo, no con razonamientos simplistas pretendiendo repartir el agua que no alcanza, como propone virtualmente con  su proyecto de acuaférico la alcaldesa de Hermosillo, Célida López, al revivir la continuidad del ilegal acueducto padrecista.

Debido a esas circunstancias, el planteamiento que brota sin pasiones enfermizas sino solidarias y colectivas desde el sur de Sonora, y que entregarán al presidente Andrés Manuel López Obrador en su próxima visita a Cajeme -6 de agosto-, apoyado por diputados y alcaldes, entre ellos Sergio Pablo Mariscal Alvarado, Tribu Yaqui, Movimiento Ciudadano por el Agua, directivos y socios del Distrito de Riego Río Yaqui, posee la célula madre de la unidad, con alternativas para convertirse en un portentoso organismo vivo, unificador, que resuelva con visión crepuscular la necesidad de agua para Sonora, aprovechando la inagotable fuente del mar a través de la desalación.

Pero también, buscando la forma de arrancar del tejido de la fantasía para incrustarlo en la realidad, el sueño de construir el gran Río de la Vida, para que conduzca los excedentes de agua de Nayarit y Sinaloa, de tal manera que no desfoguen en el mar, sino que apaguen la sed de Sonora y hagan florecer la semilla vital de los seres humanos, del progreso y la igualdad a que tienen derecho.

La vehemente expectativa de las familias, se concentra en si será la Cuarta Transformación capaz de trascender tiempos y hechos, siendo capaz de colocar en Sonora la piedra de toque que revolucione y atienda una realidad inaplazable…

AMLO tiene la palabra.

Le saludo, lector.