Inicio Bernardo Elenes Habas Exigen respuestas a AMLO.-

Exigen respuestas a AMLO.-

44
0
Bernardo Elenes Habas

Exigen respuestas a AMLO.- Él dice que se trata de provocadores.- Sucedió en Hermosillo, el pasado jueves, cuando mineros pedían ser escuchados.- Pasó, también, en Anenecuilco, Morelos, el 6 de enero, donde le reclamaron el oprobio contra Zapata.

Bernardo Elenes Habas

El presidente Andrés Manuel López Obrador, tendrá que abandonar su conducta intransigente.

Reconocer que no siempre se tiene la razón. Menos cuando se trata de la delicada misión de conducir los destinos de un pueblo como México.

AMLO Encuentro Pueblo Náhuatl2.jpg

Tendrá que admitir que la Cuarta Transformación no es una ideología. No una corriente económica y política que esté siendo admitida, razonadamente, por todos los mexicanos.

Tal como viene planteándose por el gobierno de AMLO, la 4T se percibe sólo a la altura de un estilo de gobernar como hubo otros, en el devenir social y político del país.

Hasta el momento, la 4T carece del sustento declarado y admitido de ser parte profunda de una democracia participativa que apunte hacia el socialismo del futuro. Y se ha quedado, desde su nacimiento, en un parto incompleto, donde el producto carece de apellidos y sólo flota en la incertidumbre; negando, cuando es conveniente, la inclusión al libre mercado de una nación que, aunque AMLO quiera o no, sigue siendo parte de la aldea global, cuyas decisiones rige a los países del mundo no integrados al bloque socialista.

Esa falta de definición ideológica por parte de AMLO, le está haciendo un gran daño al país, porque lo mantiene en la indecisión, generando con su discurso, su narrativa anti libre mercado, que los inversionistas no acierten a sumar esfuerzo y capitales que coadyuven al crecimiento de México. Pero tampoco sin lograr, hasta el momento, que la 4T genere señales de capacidad y certeza para poder enfrentar las grandes necesidades internas de la nación, como abasto de medicamentos, capacidad hospitalaria, suficiencia en gasolinas, generación de empleos, altura de miras en educación, en producción agropecuaria, y esencialmente en seguridad para todos, cuando la patria es rehén del crimen organizado y de enfermos mentales feminicidas.

No puede negarse, pues, que los mexicanos ya comenzaron a registrar esas actitudes fallidas del Presidente, y gradualmente han decidido no faltarle al respeto, sino exigirle frontalmente acción, justicia social.

claroydirecto.mx

Lo hicieron fuertemente en Anenecuilco, Morelos, la tierra de Emiliano Zapata, el pasado 6 de enero, cuando campesinos enardecidos lo increparon gritándole “¡Obrador, mentiroso y hablador!”, debido a incumplimiento de compromisos y el haber permitido la difusión nacional del oprobio desde Bellas Artes, contra el Caudillo del Sur, al que alguien dibujo como gay.

Y, luego, más recientemente -12 de marzo- en Hermosillo, Sonora, donde recios mineros de Cananea, traicionados en sus anhelos de justicia por el ahora senador morenista Napoleón Gómez Urrutia, exigían la intervención del Presidente en caso tan manoseado y saturado de corrupción. El Presidente no los escuchó.

Nadie lo quisiera. Pero el asedio del pueblo que se siente burlado, irá creciendo con sus reclamos, porque tiene la certeza de que ese idioma es conocido profundamente por AMLO, debido a que él escribió muchas páginas de protestas –violentas algunas-; paternidad que no puede sacudirse, aunque ahora diga que aquellos que utilizan esas formas de expresión, son provocadores.

Le saludo, lector.