Inicio Bernardo Elenes Habas Los tiempos por venir requieren unidad.-

Los tiempos por venir requieren unidad.-

121
0
Bernardo Elenes Habas

Los tiempos por venir requieren unidad.- La posibilidad de que se derive más agua del Río Yaqui al acueducto Independencia, preocupa a Cajeme y a la Nación Yaqui.- El alcalde Mariscal Alvarado envío carta a Célida López, invitándola a mantener una política integral de gestión ante la Federación y el Estado.

Bernardo Elenes Habas

Nadie debe apostarle a la división de los sonorenses.

Menos en tiempos tan álgidos como los que se viven por el impacto de la emergencia sanitaria, con un augurio de repercusiones negativas en la economía de las regiones.

Por eso, causa preocupación profunda en Cajeme y comunidades de la Nación Yaqui, la pretendida continuidad del acueducto Independencia en Hermosillo, con la implementación del ramal norte contemplado en sus planos originales, al que, han llamado ahora acuáferico oriente, en esta disfrazada modalidad.

Sería lamentable revivir heridas no cicatrizadas entre sur y norte, debido a desencuentros y ausencia de sensibilidad política y social, ante la posible cerrazón de no explorar, por parte de los promotores de la citada obra, otras alternativas alejadas de un acueducto que causó odios y agravios entre sonorenses, y cuya legalidad jurídica está en entredicho.

Se está en tiempo de recapacitar por parte de quienes promueven dicho proyecto encabezado por la alcaldesa de Hermosillo, levantando la mira.

Fortaleciendo la unidad y la moral de las familias. Intentando otras alternativas y no pretendiendo sustraer agua de una región que también la necesita, y no satisfacer con el  líquido ajeno anhelos de crecimiento inmobiliario e industrial de otras latitudes.

La voz de las mujeres del Movimiento Ciudadano por el Agua, a través de Martha Luz Parada, ha rechazado dichas pretensiones con argumentos convincentes. Lo mismo la dirigencia de Canacintra Obregón, a través de su presidente Julio César Pablos Ruiz, quien se pronunció porque las inversiones para el desarrollo económico se canalicen correctamente hacia regiones que poseen agua. 

El tema del agua no debe politizarse y dividir de nuevo a Sonora y sus regiones, advirtió Pablos Ruiz, presidente de dicha cámara.

Cajeme cuenta con ese recurso indispensable para el desarrollo económico, por lo que las nuevas inversiones deberían canalizarse más hacia aquí y no a regiones que no tienen suficiente agua.

Llevar las inversiones que carecen de líquido en forma suficiente, es intentar un crecimiento no sustentable. Dijo.

Por su parte, el alcalde de Cajeme, Sergio Pablo Mariscal Alvarado, salió también en defensa de su comunidad, buscando que prevalezca la armonía entre sur y norte. Dirigiéndole una carta conceptuosa sustentada en la buena voluntad y en el equilibrio razonado de las regiones, a su homóloga, Célida López Cárdenas, quien es también de su mismo partido, Morena, invitándola a impulsar ante el Gobierno Federal y Estatal, una política de gestión de más agua para todos.

Este es el texto:

Estimada alcaldesa:

Me he enterado por los medios de comunicación que has iniciado un proceso para construir un ramal llamado “Acuaférico Oriente”, para incrementar el abasto de agua potable al sector norte de la ciudad de Hermosillo.

Comparto contigo el espíritu de las iniciativas que pretenden resolver las diversas problemáticas de cada una de nuestras comunidades.

Sin embargo, también me he enterado por los medios de comunicación de la posibilidad real de que la eventual operación de dicha obra de infraestructura podría representar un incremento de la extracción de agua de la cuenca hidrológica del Río Yaqui, para trasvasarse a través del llamado “Acueducto Independencia” hacia la cuenca del Río Sonora, sobre la cual se encuentra asentada la ciudad de Hermosillo.

Es mi deber, como ciudadano cajemense, como compañero tuyo y, sobre todo, como presidente municipal de Cajeme manifestarte, respetuosa pero firmemente, nuestra inconformidad con cualquier acción que perjudique o complique el desarrollo de nuestra región sur de Sonora. Es nuestra convicción que el desarrollo de las diversas regiones de nuestro estado debe ser armónico, equitativo y justo; por lo que nos oponemos a cualquier visión que privilegie el desarrollo y la viabilidad de una región en detrimento de otra. La sola posibilidad de trasvasar más agua del Río Yaqui a Hermosillo es razón de preocupación de todos los cajemenses.

Todos sabemos que la disponibilidad de agua es un problema general no sólo en nuestro estado, sino en todo el país y muchas regiones del mundo.

Pero no nos parece correcto ni justo trasvasar agua de una región a otra para resolver el problema en una parte provocando un problema igual o mayor en otra.

No puede justificarse el trasvase de agua de una cuenca hidrológica a otra si el agua no sobra en la cuenca de origen. Estamos convencidos de que la solución a esta problemática general está en la gestión de más agua para todos, así como en magnas obras de infraestructura hidráulica que permitan aprovechar y administrar mejor el agua de las cuencas hidrológicas que tienen excedentes.

En virtud de lo anterior, te invito a que juntos impulsemos ante el Ejecutivo Federal y ante el gobierno de Sonora una política integral de gestión de más agua para todos, mediante la desalación de agua de mar, opción viable y de hecho ya iniciada en nuestro estado; y en la concreción de un Plan Hidráulico del Noroeste, que ha sido postergado por distintas administraciones tanto federales como estatales.

Los tiempos por venir requieren de la unidad de todos nosotros. No provoquemos de nuevo el divisionismo entre los sonorenses.

Te saludo con respeto.

Le saludo, lector.