Inicio David Figueroa Ortega Reinventarnos

Reinventarnos

134
0
David Figueroa

Diálogo

David Figueroa O.

Reinventarnos

¿Ya pensaste qué vas a hacer cuando la cuarentena pase? ¿Eres de los afortunados que podrá volver a su jornada laboral como antes? o ¿eres uno de los miles que perdieron su empleo y su ingreso?

Padres de familia; madres solteras; hijos con la responsabilidad de ver por sus padres ahora mayores en casa; personas con familiares enfermos o incapacitados para trabajar; jóvenes estudiantes que hacían planes para comenzar a ofrecer el fruto de su preparación universitaria. La lista es interminable. 

Inevitablemente seremos testigos de una gran reingeniería del mundo que conocemos hasta hoy o que conocimos antes del Covid-19; nada será igual ya sea de un golpe o de manera paulatina volver a ‘la normalidad’ será distinto. Distinta la forma de hacer negocios y la forma de cobrar por la mano de obra, conocimientos, servicios o productos.

¡La buena noticia es que puede ser mejor! Ningún mar en calma hace marineros.

Una nueva agenda enfocada al sector de las telecomunicaciones quizá; el comercio electrónico o el marketing digital son caminos que tendremos que acelerar pues si pensábamos que la tecnología ya había dominado al mundo, el futuro nos alcanzó y se quedó atrás, vienen muchos retos y el camino por andar es infinito.

Pero sobre todo, por sobre todas las cosas habrá cambiado el valor del tiempo: el tiempo que dedicamos al trabajo; a la familia; a nuestros hobbies; a la lectura; al estudio o preparación; a la PLANEACIÓN; a Dios. Hasta el tiempo que dedicamos a opinar sobre lo que hacen los demás bien o mal, para los sobrevivientes exitosos de esta crisis en el mediano plazo este tiempo estará anulado de su diario vivir.

El reto será rebobinar nuestro cerebro; dejar viejos prejuicios y estar abiertos a todo lo nuevo: horarios, niveles de producción, formas de venta, relaciones públicas, valores agregados, revalorar la mano de obra y optimizar tiempos, entre muchos otros.

Ahí están ejemplos de cómo en medio de la crisis han surgido soluciones excepcionales como la de Eris S. Yuan, creador de la plataforma Zoom para hacer videoconferencias grupales lanzada justo un año antes de la pandemia.

Hoy este personaje de apenas 50 años se ha convertido en un hombre multimillonario pese a las múltiples fallas que aún tiene la aplicación en su etapa inicial, pues ha sido la solución emergente a la necesidad de comunicación e intercambio de datos al instante en el mundo entero.

Justo hay una diversidad de polos emprendedores hoy en día como empresas, asociaciones u organizaciones no gubernamentales dedicadas a impulsar ideas emprendedoras; con capital unas, con asesoría otras y seguimiento o acompañamiento algunas más.

Países como España están inundados de este tipo de proyectos: “Marina de Empresas desde Casa”; “Lanzadera”; “Angels”; “EDEM desde casa” dedicada a la formación de directivos, empresarios, líderes con espíritu cultura del esfuerzo. Esto es lo que México necesita: mayor impulso a la innovación, emprendimiento e investigación. 

Primero lo primero y sin duda es hacer nuestro propio mapa mental de dónde vivimos, con quiénes, cuáles son nuestras capacidades y virtudes y qué tenemos, no importa si partimos de nada. ¡La generación de ideas no cuesta!

Perder el miedo a imaginar es quizá lo más difícil, especialmente en un momento como el que estamos pasando de incertidumbre y crisis económica, pero ese es el reto. 

Tanto en redes sociales como en nuestra experiencia podemos encontrar lecturas que pueden ayudarnos con esta nueva realidad y ser el impulso para aclarar ideas, como: 

  1. “Antifrágil”, de Nassim Nicholas Taleb, quien sugiere cómo aprovechar momentos de incertidumbre
  2. “Cambia el Chip: Cómo afrontar cambios que parecen imposibles”, de Chip Heath 
  3. “Distinto: Nada será igual”, de Luis Vera y Ángela Covas, descrito por la autora como un auténtico manual de crisis y escrito con la urgencia del momento
  4. Y finalmente “La Inteligencia Emocional, porqué es más importante que el cociente intelectual”, de Daniel Goleman, pone en blanco y negro porqué algunos son más capaces que otros de enfrentar contratiempos y ver las dificultades con una óptica distinta. Y nada tiene que ver con ricos y pobres, o socialistas o neoliberales, eso es un hecho.

Las crisis son esas áreas de oportunidad que en condiciones de confort no vemos y volviendo a la pregunta de qué hacer: o nos subimos al barco de la transformación que el Covid-19 trajo, o seremos de los que se queden culpando al destino, al gobierno, al capitalismo o a la izquierda de nuestra realidad. Es momento de reinventarnos.

Agradezco sus comentarios y retroalimentación a través del correo electrónico davidfigueroao@me.com; y en redes sociales: Twitter @DavidFigueroaO /Fb David Figueroa O.

Reseña: David Figueroa Ortega es empresario, Ex Cónsul de México en Los Ángeles y San José California; Ex Diputado Federal; Ex Alcalde de Agua Prieta; Ex Dirigente del PAN en Sonora.