Inicio Gaspar Navarro Ruiz A un año de la elección no hay nada para nadie en...

A un año de la elección no hay nada para nadie en Sonora

70
0

CRITICA

GASPAR NAVARRO

A un año de la elección en Sonora donde la cereza del pastel será la gubernatura, aun no hay nada para nadie, y de la larga lista de aspirantes por los diversos partidos políticos solo destacan como muy posibles finalistas por Morena Alfonso Durazo Montaño, y por el PRI, Ernesto Gándara Camou.

Por Morena hay varios tiradores a la gubernatura que se han mencionado, como la alcaldesa capitalina Célida López Cárdenas, el senador Arturo Bours, el superdelegado Jorge Taddei Bringas, y el diputado federal Javier Lamarque, y también se auto apuntó en esa lista el alcalde de Cajeme Mariscal Alvarado, pero no es un secreto que el amarrado hasta ahora para la candidatura sigue siendo el secretario de Seguridad Alfonso Durazo Montaño.

Por cierto, trascendió que en estos días Durazo Montaño presentará su renuncia a la Secretaría de Seguridad federal para enfocarse de lleno a su precampaña por la gubernatura de Sonora, ya que aunque tiene un alto cargo en el gobierno federal en la entidad es un perfecto desconocido.

Si bien es cierto que Durazo Montaño ganó de manera amplia la senaduría en el pasado proceso electoral, no hay que olvidar que aunque iba en la fórmula Lilly Téllez García, lo cierto es que ganaron al ser arropados por la Ola de López Obrador.

Para el 2021 Durazo Montaño ya no tendrá compañera visible que le ayude en su campaña como lo hizo Téllez García (aunque parece que lo sigue apoyando ahora desde el PAN), y tendrá que rascarse con sus propias uñas porque tampoco tendrá en la boleta a López Obrador, y ahí es donde la cochi torció el rabo.

Además de ser un desconocido en Sonora aunque dice que es de Bavispe, Durazo Montaño aparte de tener que realizar un trabajo territorial para darse a conocer, no puede ignorar que también tendrá de lastre su desastroso paso por la Secretaría de Seguridad donde no se pudo contener la ola de narco violencia, la cual creció en este año y medio más que en los sexenios de Calderón y de Peña Nieto.

Esa carga negativa del alza en la inseguridad en su gestión no la puede ignorar, ni tampoco su falta de solidaridad con Bavispe por el caso de la masacre de la familia LeBarón al ausentarse del pueblo teniendo que entrar al quite el canciller Marcelo Ebrard.

Lo peor del caso para Durazo Montaño será que no podrá contar con el apoyo de los gobiernos municipales para captar mayores votos, porque por el desastroso gobierno en el sur en Cajeme y Navojoa, tiene para tener perdido el Valle del Yaqui y el Mayo, por lo que nomás con esos dos municipios tendrá para entrar con una pata mala a la carrera por la gubernatura. Y si le agregamos el desastre de Guaymas, aunque es del PT pero parte de la Coalición, pues se baja el cero y no toca.

Por si fuera poco a Durazo Montaño tampoco le favorecerá el gobierno de López Obrador, al arribar al 2021 con un país en bancarrota, dividido, y doblegado por el Coronavirus.

Hasta el año pasado las diversas encuestas apuntaban como el virtual ganador al secretario de Seguridad con las manos en la cintura, pero en el 2020 con el desgaste de López Obrador y el suyo propio por la inseguridad, cambió el panorama nacional y estatal.

Con esos antecedentes, el titular de Seguridad y Protección Ciudadana federal tiene un futuro político incierto, por lo que no descarten a la alcaldesa capitalina Célida López Cárdenas, como posible candidata de Morena a la gubernatura, pues es echada para adelante y con capacidad para llegarle a la gente, como lo vimos en la pasada elección por la alcaldía naranjera donde nadie apostaba un quinto por ella y desplumó en las urnas al Pato de Lucas.

Por el lado del PRI, no hay otra carta ganadora más que la del ex alcalde capitalino y ex senador Ernesto “Borrego” Gándara Camou, porque a estas alturas pretender hacer un experimento es un suicidio político para el partido tricolor.

También se habla de una alianza entre el PRI-PAN para lanzar un candidato único en la figura del Borrego Gándara para buscar amarrar un triunfo electoral con el único fin de no dejar llegar a Morena al Palacio de Gobierno.

Con dos intentos por lograr en el PRI la candidatura a la gubernatura, más su campaña al Senado junto con Claudia Pavlovich, y los amarres políticos logrados por el Borrego Gándara al interior y exterior del PRI, lo convierten en el mejor candidato para darle la batalla a Morena en las urnas.

Una tercer figura de peso en la contienda electoral por la gubernatura en el 2021 sería la titular de la Conade, Ana Gabriela Guevara Espinoza, quien aunque no tiene la estructura en el Partido del Trabajo para ganar, daría la batalla y podría terciar la votación, obviamente quitándole votos a Morena. Lo mismo pasaría con Ricardo Bours Castelo, en el Valle del Yaqui, con la bandera de Movimiento Ciudadano.

Mientras que por el PAN, se tambalea la posible candidatura a la gubernatura de Antonio Astiazarán Gutiérrez, con la llegada de la senadora Lilly Téllez García, a quien ya el dirigente estatal panista Ernesto Munro Palacio, la incluyó en la lista de posibles candidatas, en una falta de respeto al toñito y a la militancia porque la senadora ni panista es ni quiere ser como ella misma lo declaró, y que además apoyaba ¡¡ a Durazo Montaño ¡!. De cualquier forma, Acción Nacional con el toñito, o Lilly o Demián Zepeda, no pasa del tercer o cuarto lugar en la elección del 2021, como lo reflejan las variadas encuestas y la votación del pasado proceso electoral al dejar al albiazul herido de muerte la corrupción sexenal padresista que lo persigue como su Karma. (g_navarro_ruiz@hotmail.com)