Inicio Gaspar Navarro Ruiz Irrealizables algunas promesas de Amlo a Yaquis

Irrealizables algunas promesas de Amlo a Yaquis

48
0

CRITICA 

GASPAR NAVARRO 

Irrealizables algunas promesas de Amlo a Yaquis 

Algunas de las promesas que hizo López Obrador a los yaquis solo quedarán como un discurso demagógico, que hizo recordar los tiempos del populismo de Echeverría al prometer cosas para darle gusto al auditorio pero que en la práctica no se podían cumplir. 

Eso de la restitución de sus tierras y agua a los yaquis y la desviación de gasoducto son parte de los compromisos jalados de los pelos que hizo el presidente López Obrador a los gobernadores de esa etnia en la Guardia Tradicional de Vícam. 

El mandatario nacional ofreció restituir las tierras a los yaquis por mandamiento presidencial con pago de indemnización a los agrotitanes que las tienen en su poder desde hace décadas, lo cual no es otra cosa que expropiar tierras en el Valle del Yaqui, lo que vendría a agitar la paz social en el sur de Sonora al crearse un conflicto legal y largos litigios en tribunales además de la presión política de los productores agropecuarios que no se dejarán arrebatar lo que consideran sus tierras por posesión y que han defendido hasta con sangre. 

otra promesa irrealizable es la restitución de agua a los yaquis, lo que no sería otra cosa que cumplirles el capricho de cerrar la llave del acueducto de El Novillo para suspender el abasto de agua a Hermosillo, lo cual sería la muerte para la capital sonorense, razón por lo cual estará en chino que se realice. 

Vaya hasta los yaquis entran en cordura pues exigían que se regularizara (que no es otra cosa que se pagara) la extracción y conducción de agua desde la Cuenca del Río Yaqui hacia Guaymas y Empalme que beneficia a 150 mil familias, pero al dialogar con el Ayuntamiento de Guaymas decidieron no cerrar el rebombeo de agua potable en “Boca Abierta”. 

El acueducto Yaqui-Guaymas tiene funcionando 30 años y ahora la etnia pretendía cerrarlo como parte de sus demandas de pago a ellos como legítimos propietarios del líquido y de las tierras por donde pasa el tubo. Otras de las demandas del pueblo de Cócorit era la comparecencia de los alcaldes de Guaymas y Empalme, así como de la gobernadora Claudia Pavlovich. 

 Volviendo con las promesas de campaña de López Obrador a la etnia destaca la desviación del gasoducto que atraviesa tierras yaquis y que mantiene un conflicto desde hace tres años, pero el cambio de trayectoria tendría un alto costo, estimado en 20 millones de dólares, por lo que es más fácil rentarles las tierras a los yaquis por cinco pesos que hacer ese enorme gasto. 

El presidente López Obrador declaró en una mañanera que el cambio de trazo del tramo del gasoducto Guaymas-El Oro que pasa por territorio yaqui sería con cargo al erario o lo que es lo mismo al gobierno federal y a todos los mexicanos. 

Sobre el cambio de trazo, el secretario de Economía de Sonora, Jorge Vidal Ahumada, declaró que la cantidad de kilómetros que atraviesan las tuberías por las tierras de la tribu, son demasiados, por lo que el costo sería millonario y la empresa podría no estar de acuerdo, sobre todo por cuestiones de tiempo invertido para instalar un nuevo gasoducto. 

«Un cambio de ese tipo implica, desde luego, a los dueños del gasoducto, que tendrán que llegar a algún acuerdo. Yo recuerdo en aquellos tiempos, el tramo donde estaba suspendido el gasoducto, mover esa parte, si mal no recuerdo costaba alrededor de 20 millones de dólares y el tiempo que tomaba hacerlo”, dijo Vidal Ahumada. 

«Lo que es cierto es que el gas que iba a llegar a Ciudad Obregón, viene al revés, viene del Oro, Sinaloa hacia el Sur del Estado, porque es el que baja del gasoducto de TransCanada, por el Estado de Chihuahua y luego sube para acá», explicó el funcionario estatal pero advirtió que ese gas natural que se surte en el Valle del Yaqui se acabará cuando se entregue a Topolobampo y a Mazatlán. 

En lo que tiene razón López Obrador es en el contrato leonino que firmó el anterior gobierno de Peña Nieto con particulares en la que se acordó que la CFE pagaría una multa a la empresa si se detenía la obra del gasoducto, por lo que desde el 2017 en que empezó el bloqueo yaqui el inversionista privado no metió las manos para negociar con los yaquis porque sin mover un dedo y sin surtir gas natural a la planta generadora de la CFE (que trabaja con costoso combustóleo) recibía un pago millonario de la paraestatal. 

Por lo costoso de generar luz con combustóleo o con otras fuentes de energía caras, la iniciativa privada condenó la declaración de López Obrador de que “el gasoducto no se necesita”, pero ya estamos acostumbrados a esos dislates porque hay que recordar que también se pronunció en contra de la generación de energía eólica, porque los “papalotes” o torres dañaban la vista del paisaje. 

SARA VALLE DEMANDA AL GOBIERNO FEDERAL 

La que sorprendió durante la visita de López Obrador a Sonora fue la alcaldesa de Guaymas Sara Valle Dessens, al publicar un desplegado dirigido al Presidente donde le exige que los recursos federales del Fondo Metropolitano sean exclusivos para el puerto guaymense y no se reparta con Hermosillo y Nogales. 

Por si fuera poco, Sara Valle interpuso Controversias Constitucionales ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación, para que los gobiernos estatal y federal, no condiciones apoyos al municipio para resolver una serie de problemas que viene padeciendo desde hace varios meses de la administración. 

Entre las problemáticas y asignaturas pendientes que el gobierno federal tiene con el municipio de Guaymas, la alcaldesa porteña asegura que a pesar de ser una de las regiones más violentas del Estado, el gobierno federal a través del programa FORTASEG, disminuyó los recursos. 

También los recursos del Fondo Metropolitano, para Guaymas-Empalme, por ser áreas conurbadas, se han tenido que compartir con otros municipios, a pesar de que esta región es la única que cumple con los requisitos. 

La alcaldesa Sara Valle demandó una audiencia formal con López Obrador, pero en la pasada gira del tabasqueño por Ciudad Obregón solo pudo tener una breve “plática de pasillo” al terminar el evento con los yaquis. 

La alcaldesa porteña Sara Valle ya tiene experiencia en demandas de controversias constitucionales, y le ha ido muy mal, pues apenas en los primeros meses de este año interpuso una controversia contra el decreto de emergencia sanitaria implementado en Sonora por la gobernadora Claudia Pavlovich, para prevenir el Covid-19 mismo que establecía programas como el “Quédate en casa” y el cierre de establecimientos comerciales, antros, gimnasios, cines y empresas no esenciales, pero la Suprema Corte de Justicia de la Nación “le dio palo” al declarar la demanda improcedente. 

Con el juicio de controversia constitucional, la alcaldesa porteña pretendía que no se aplicaran las medidas de prevención que han permitido contener la proliferación del virus en el municipio de Guaymas. 

SE REUNIRA CLAUDIA Y GOBERNADORES CON LOPEZ GATELL 

Para tratar de “fumar la pipa de la paz” con un grupo de gobernadores que demandan su renuncia por discrepancias con el semáforo de vigilancia epidemiológica, este lunes el subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López Gatell, se reunirá con los mandatarios estatales entre quienes destaca la gobernadora Claudia Pavlovich. 

Aunque la gobernadora Pavlovich no está en el bloque de gobernadores que demandó públicamente la renuncia de López Gatell, en Sonora se evitó aplicar el “Semáforo Naranja” que ordenó el Subsecretario federal, y continuó con sus programas preventivos en “Alerta Roja” sin relajar medidas y sin bajar la guardia. 

Para aclarar lo que López Gatell consideró los “pequeños desfases técnicos” en la plataforma nacional de ocupación hospitalaria, número de casos positivos y de fallecidos en los estados, los gobernadores se reunirán con el funcionario federal este lunes para tratar de limar asperezas o de plano si no los convencen reiterar su exigencia de renuncia. (g_navarro_ruiz@hotmail.com)