Inicio Hector Alejandro de Anda Cortez Si yo fuera diputado…

Si yo fuera diputado…

150
0

 Alejandro de Anda

LO CLAROComo en todo. El desarrollo encontrará discrepancias cuando los que no estén inmiscuidos en él, vean pasar el progreso.

México es y seguirá siendo por años en el futuro, potencia en generación de energías. En producción de hidrocarburos –como ha sido la constante-, en energías alternativas y en lo que encuentre la ciencia en el futuro inmediato.

A Tamaulipas, la producción de hidrocarburos le es de gran importancia.

En relación a ésta, la Universidad Autónoma de Tamaulipas es puntal de apoyo a la principal productora de México. Petróleos Mexicanos.

Los estudios de investigación solventan en gran medida las exploraciones de la paraestatal en el Golfo de México.

Apoyando la preparación integral del estudiantado en los temas energéticos, la UAT, derivado de los convenios de colaboración entre ambas instancias llevaron a cabo recorridos de alumnos en el Centro Nacional de Información de Hidrocarburos CNH donde las actividades relacionadas a la exploración y extracción, les son inherentes.

México seguirá siendo una gran potencia y demanda grandes profesionistas preparados para ello.

LO OSCURO. Los mexicanos somos geniales para describirnos como sociedad corrupta. “La Ley de Herodes” fue una película de comedia satírica de 1999. Seguro la recuerda.

Un burócrata de cuarto nivel es enviado a ‘administrar’ un pueblo decadente, donde al ser éste el ‘político’ más encumbrado, hacía y deshacía en su beneficio con la Constitución en la mano.

Hoy el mundo nos da muestras del significado de POLÍTICA y su verdadera aplicación.

En su más pura acepción, sería el resolver problemas y buscar el bien común dentro de una convivencia colectiva. El bien común. Jamás el propio.

Países como España, Italia, Francia –por establecer criterios de sociedades avanzadas- dan cuenta de políticas que dictadas por un líder hablan de un paro parcial o total de labores que contemplan incluso amnistías de cobros gubernamentales para apoyar las buenas prácticas en esta contingencia mundial a la que hoy se ha convertido la pandemia por el invisible y terrorífico Coronavirus.

En México, cada político le pone su acento especial y acerca sus herramientas a sus gobernados acorde a sus capacidades.

El énfasis especial, lo enfocamos hoy en un segmento singular.

¿A qué medidas podría contribuir la máxima tribuna de la Voz de los mexicanos para ayudarse a sí mismos? Recordemos que su voz, la mía y la de 129 millones más, hacen eco en 500 personas que hablan por nosotros en la Cámara de Diputados, a razón quizá –en proporción numérica- de 15 diputados federales por cada estado.

Podrán quizá en ésta última sesión ordinaria estar proponiendo… ¿Un cerco sanitario para evitar llegadas de países con casos positivos? ¿Amnistía de cargos de fiscalización a patrones por los meses de inactividad? ¿Apoyos que conviertan pagos de impuestos al SAT en pagos de salarios a trabajadores para días de cuarentena? ¿Conversión de recursos federales –INE, INEGI, Turismo, Educación, Fondo de Cultura- a despensas que garanticen la estadía de la gente que sale de sus casas a buscar comida?

¿Universalidad inmediata de los servicios de salud?

No. Nada de eso. La enmienda propuesta en ésta última sesión plenaria de la LXIV legislatura federal, fue para aprobar la permanencia en el encargo por dos periodos consecutivos más (en el caso de senadores y cuatro periodos para diputados). 

La reelección al cargo sin abandonar jamás el puesto. Al más puro estilo del charrismo mexicano. Vea la película de la que aquí hablamos. Es la vida real.

A pesar de que los diputados de oposición señales ‘yo no voté’, ‘yo no estuve’ el beneficio les alcanza y la animadversión por esas medidas ya aprobadas, no hacen ningún ruido sino todo lo contrario.

El bien común no es su primordial preocupación. Más bien, el bien de ellos. Aprobado el punto del día… se fueron… por la contingencia del virus. 

COLOFÓN: Los políticos que hoy ve en una curul, según lo que subscribieron, podrían seguir en el cargo hasta el 2030.

Dijo Noroña “Lo celebro, porque le aportará experiencia al país”

Tienen miedo del bicho que dura dos semanas y tenemos peores que desean durar 12 años… con respeto al coronavirus. ¡Si yo fuera diputado! 

alejandrodeanda@hotmail.com

@deandaalejandro