Inicio Samuel Valenzuela Pronósticos de López

Pronósticos de López

181
0

Sorprendente la risa, el entusiasmo y optimismo como el presidente Andrés Manuel López Obrador describe y lo que ocurrirá el resto del año para los mexicanos, con alocadas fantasías de recuperación económica, creación de empleos y que a fin de cuentas el Covid-19 no ha causado tanto daño.

El chiste se cuenta solo, porque quien hace esos pronósticos fue quien aseguró que pacificaría a las bandas del crimen organizado; acabaría con la pobreza y la corrupción; elevaría al 6 por ciento anual el Producto Interno Bruto y que el coronavirus no representaba mayor peligro para México e incluso fijó el 20 de abril pasado como la fecha en que todo volvería a la normalidad.

Un pronosticador que nunca le atina a nada por supuesto que no es confiable y sólo deja ver que vive una realidad paralela, una realidad distinta a la de la inmensa mayoría de los mexicanos que ven con horror la creciente, mortal y sangrienta confrontación del narco; el intacto esquema de corrupción en la alta burocracia; la caída a niveles históricos de la economía nacional por sus torpezas en la materia y el impacto en la pérdida de la calidad de vida entre sectores populares, además de la mortandad y contagios por la fallida estrategia de contención de la pandemia.

Pudiera haber remedio a sus alucinaciones si aceptara, entendiera, se convenciera y actuara en función de una verdad irrebatible: sin crecimiento económico, sin bienestar económico, no hay felicidad del alma, parafraseando una de sus frecuentes estulticias, que al dejarlas de lado, podría reconsiderar decisiones que tienen postrada a la nación y hacen de su gobierno el hazmerreír del mundo.

Con la 4T crece la pobreza en México

En materia de seguridad pública, salud y economía las cosas están para el perro en México y quien no lo reconozca padece del mismo idiotismo que afecta a nuestro presidente, a quien reportan haciendo cuentas alegres en su inútil gira por el sureste mexicano, para dar banderazos de salida a la ejecución de uno de sus alocados caprichos, obra que tiene en pie de guerra a las etnias de esa región.

Que la pandemia ya está bajo control en México; que para fines de año la economía del país se habrá recuperado de los efectos de ese virus, cuando se sabe, que el Covid-19 es sólo un factor que incide en la caída en todos los indicadores que miden la economía mundial, ya que desde hace año y medio su discurso clasista, excluyente y de confrontación, junto a torpes decisiones, ya tenían a las finanzas nacionales en inclinado tobogán.

Las mas recientes novedades en materia de seguridad, es que a pesar de las diapositivas y habilidades tarjeteras del titular de Seguridad Federal, Alfonso Durazo, hasta este mes de mayo se registran 14 mil 272 víctimas de homicidios, con un promedio diario de 119 víctimas y que en el ranking mundial de las 50 urbes más violentas y peligrosas del mundo, 19 se sitúan en México y en el quinto lugar de éstas, está Ciudad Obregón.

Y estos datos no son tomados al vuelo, si no que son los que da a conocer el Sistema Nacional de Seguridad Pública, así como los que da a conocer el INEGI, respecto a que a partir de abril pasado y como consecuencia de la pandemia, 14 millones de mexicanos quedaron sin ingresos y que al menos 600 mil han quedado sin empleo.

Alfonso Durazo

Así las cosas, la tormenta perfecta comienza a caer sobre nuestro país y amenaza con meternos en la crisis más grave desde el México posrevolucionario y quisiéramos pensar que López Obrador aún le queda un poco de cordura y de estadista como para reconsiderar y poner remedio al desastre que ha ocasionado y establecer así las bases para reconstruir el tejido social que con tanto tesón a dañado.

Desde esa perspectiva, siguen dando de que hablar las caravanas vehiculares que se manifestaron en muchas ciudades de la república, que como decíamos en anteriores Entretelones, volvieron visible a esa clase media ignorada por el reduccionismo del presidente, quien como se sabe, para él en México sólo existen los pobres y los ricos, los buenos y los malos, los que están con él y los que están contra de él, en resumen, su arcaica visión de un país en blanco y negro.

Pues más allá de las obvias intenciones de lucro político y pretensiones de incluir a dichas movilizaciones clasemedieras en la extrema derecha de la geometría ideológica, para nada, porque tal protesta abarca un contexto mucho más amplio e incluyente que rústicas estrategias partidistas, lo cual se explica mucho mejor en un texto que nos encontramos por ahí y que a la letra dice:

“Si no eres clasemediero, ¿Cómo vas a entender lo que significa la marcha vehicular del sábado en contra de López?

Cinco urbes mexicanas son las más violentas del mundo

¡Imposible!… toma tu lechita y ve a dormir.

La clase media en México es mayoritaria, porque si hay 40 millones de pobres, entonces hay 70 millones de clasemedieros, porque ricos nomás hay como 30.

Los pobres han votado históricamente por quien les arrima el taco, pero anhelan que sus hijos estudien para que no estén tan jodidos como ellos; que se vuelvan clasemedieros.

Pues bien…

Los clasemedieros sobrevivieron a los populistas gobiernos de Echeverría y de López Portillo. populistas y corruptos.

Pero tuvieron un respiro con De la Madrid, porque De la Madrid no los persiguió ni los consideró pecado capital.

Con Salinas a los clasemedieros les fue muy bien, porque hubo mucho crédito… compraban autos con la tarjeta del banco, les autorizaban el préstamo en dos patadas.

La clase media se hace visible y se defiende

Pero al final, cuando se nos vino la madre de todas las crisis, la de fines del 94 y todo el 95, la clase media sufrió el peor de todos los embates.

Perdieron casas, carros y negocios… los bancos les perseguían, muchos debieron sacar a sus hijos del colegio privado, muchos vendieron sus membrecías de clubes vacacionales…

Fue la peor pesadilla de la historia reciente.

Pero quien no es clase media no entiende la naturaleza aspiracional que le sustenta, ¡regresaron de las cenizas!

Reestructuraron créditos, se dedicaron otra vez a trabajar desde cero, a levantar sus negocitos… en fin, ¡a talonear!

Pero la clase media no le perdonó al PRI el llanto de los niños cuando los sacaron de su casa… la tragedia de cambiar de colegio para ir a la escuela con número…

La clase media le cobró al PRI la afrenta e hizo presidente a Fox…

La clase media se organizó en el 2006 y se unió en torno a Calderón para evitar la amenaza de López.

La clase media ha perdonado a gobiernos corruptos mientras estos no amenacen su estabilidad.

La clase media habla de política, pero en los hechos trabaja, trabaja y tiene metas.

¿Por qué es importante la marcha vehicular?

Porque la clase media pudiera soslayar la corrupción de López y de su gabinete, corrupción evidente y grosera.

Sin embargo, ahora se siente amenazada…

La clase media puede ver que se viene otro ataque furioso en su contra, algo como lo del 94 y 95.

Pero esta vez se pone en guardia.

La clase media que deja pasar todo, ahora no quiere dejar pasar a López porque López es un peligro para la clase media.

Y lo dice abiertamente…

En esta crisis, no van a quebrar ni Slim, ni Salinas Pliego, ni Larrea, ni las Sorianas o los Walmart.

No, lo que López parece desear es la quiebra de quien tiene un negocito que le permite pagar un carro del año, un colegio para sus hijos, un crédito en Liverpool o en Palacio… un seguro de gastos médicos y unas vacaciones al año en Cancún o en donde sea.

Por eso se moviliza la clase media.

Por eso ha comenzado su despertar… ¡No tienen idea!

El tigre con el que asustaba el Peje es un gatito ante esta bestia amenazada.

No la conoce quien nunca se esforzó para ganar el peso… no la conoce el mantenido del sistema… no la conoce el que ha robado cada peso que tiene en la cuenta.

No la conocen, y no saben en lo que se meten si esta bestia que despierta sale a defenderse.

Bendita clase media. Te añorábamos.

Santos González Yescas

Hasta ahí dicho texto, porque en otro tema, en efecto que el alcalde de San Luis Río Colorado, Santos González Yescasdebiera dar una buena asesoría a sus homólogos del resto de la entidad, para que al menos les platique como es que logró disuadir a los sanluisinos a tomar riesgos ante la pandemia del coronavirus, luego que por varias semanas tuvo como epicentro y que ahora registre una franca tendencia a la baja.

Seguramente hay algo que se hizo bien en esa esquina noroeste de Sonora y que no se ha hecho por ejemplo en Hermosillo, Cajeme, Guaymas y Nogales en donde la expansión del Covid-19 empuja muy fuerte y tiene en alerta roja a las autoridades de salud estatal y federal.