Inicio Samuel Valenzuela Transparencia ante todo

Transparencia ante todo

92
0

Como a este reportero también le interesa saber cuánto cuesta atender la emergencia sanitaria y en qué se está gastando para salvar vidas y cuidar la salud de los sonorenses, nos dimos a la tarea de entrar a la página de la Secretaría de Salud e irnos a al link https://salud.ecompra.mx/#/portal en donde se especifican cada una de las licitaciones y adquisiciones para enfrentar al Covid-19.

En esa plataforma se pueden saber montos, proveedores, tipo de adquisiciones, precios unitarios y en volumen, calendarios de entrega y toda la tramitología que exige el manejo transparente y honesto de los presupuestos y del gasto público que impuso desde el 13 de septiembre la gobernadora Claudia Pavlovich y que al paso de los años se han ido perfeccionando.

Resulta increíble la fluidez de la información que se pone a disposición de quien se preocupe por ir a fuentes correctas de información, ya que en más o menos una hora que duró nuestra consulta, la página se actualizó un par de veces, lo cual deja ver una operación en tiempo real en función del avance de los trámites que pasan por el Comité Mixto de Adquisiciones y Revisión de Cuentas del gobierno estatal.

Pero distinto a lo que se pudiera divulgar por ahí a manera de campañitas negras contra la gobernadora o del convaleciente secretario de salud, Enrique Clausen Iberri, los 280.1 millones de pesos hasta ahora invertidos para detener la pandemia; los ahorros de 36.6 millones de pesos; el avance en el gasto; cotizaciones recibidas y adquisiciones efectuadas, no derivan del ejercicio de recursos producto de algún crédito, sino de una polla de 600 millones de pesos por ahorros y ajustes al gasto operativo de toda la estructura del gobierno del Estado y que ministra la Secretaría de Hacienda en función de las necesidades covid de la secretaría de salud y a las decisiones del citado Comité Mixto.

Claudia Pavlovich

No hay que mezclar paridas y preñadas y confundir ese fondo contingente con deuda, ni darse por no enterado que otra cosa es la autorización del Congreso del Estado para que el Ejecutivo contratara mil 200 millones de pesos, de los cuales el 40 por ciento deberán ir al sector salud, recursos que con otras partidas, completan 520 millones de pesos que por ser producto de empréstitos sólo pueden ser destinados a gastos de infraestructura, particularmente para ver si se puede concluir el nuevo Hospital de Especialidades en Hermosillo, luego de la federación dejara a esa obra colgada de la brocha.

A lo mejor algún monto de ese dinero pudiera apoyar la lucha contra el virus, para aplicarse en la reconversión hospitalaria y su necesario equipamiento, pero tales flujos financieros se dan en los ritmos que establece la Ley de Deuda Pública y proyectos de inversión en proceso de licitación o sea, no es como ir al banco y decirle a la cajera dame 520 millones de pesos para depositarlos acá o acá.

Es más, a los 600 millones de pesos por ajustes presupuestales a todo el sector público estatal, hay que agregar 88 millones de pesos que aportará o está aportando el Consejo Estatal de Concertación para la Obra Pública y que si la crisis sanitaria se prolonga y si se agota ese fondo de contingencia, seguramente la gobernadora, de la mano del secretario de Hacienda, Raúl Navarro Gallegos, encontrarán la forma de disponer de más recursos financieros con el fin de cuidar la salud y la vida de los habitantes de este Estado.

O sea, para acabar con las dudas y no incurrir en retorcidos y rústicos manejos mediáticos en este tema tan delicado, es cuestión de entrar a la Plataforma para la Adquisición de Bienes, Insumos y Equipamiento para enfrentar la Contingencia del Covid-19 https://salud.ecompra.mx/#/portal y aplicar criterios bien informados para que los intentos por denigración tengan cierta credibilidad, aunque a fin de cuentas hay tanta ignorancia que no faltan quienes se traguen como cierta cualquier basura.

Raúl Navarro Gallegos

En resumen, lo que gasta la Secretaría de Salud de Sonora para combatir la pandemia no es producto de dinero prestado; lo que gasta Salud  para detener la expansión del Covid-19 se deriva de ahorros y ajustes presupuestales en la estructura del gobierno estatal; la proporción del crédito autorizado por el Congreso del Estado que corresponde a salud, se destina exclusivamente a obras de infraestructura y equipamiento del nuevo Hospital de Especialidades en Hermosillo en donde interviene la SIDUR, considerándose que algo de esos 520 millones de pesos puedan ir a apoyar la reconversión hospitalaria.

Al menos este común mortal ya satisfizo la curiosidad al entrar en algunas de las alrededor de 40 licitaciones ya cerradas y cómo se distribuyeron, qué compras de hicieron con los poco más de 281 millones de pesos hasta ahora gastados, quedándonos de tarea conseguir más datos respecto al avance de los trabajos en el Hospital de Especialidades, lo cual podríamos estar en condiciones de divulgar cualquier día de la próxima semana.

Por lo pronto, los diputados que integran la Comisión Espacial Covid-19 en el Congreso de Estado que encabeza Lázaro Espinoza, harían bien en nutrir sus conocimientos y empaparse de todo ese altero de información que contiene esa plataforma y de paso no confundan a representantes de medios de comunicación al mesclar paridas con panzonas.

Por lo demás, qué mala onda que se desplieguen estrategias de sabotaje, boicot y de descrédito con el pretexto de la emergencia sanitaria que ya deja que ya deja casi 10 mil contagiados y casi mil fallecimientos en Sonora y que haya además operadores que se atrevan a enviar a provocadores para insultar a personal sanitario que arriesga su salud y vida atendiendo a personas sospechosas de portar el virus en las unidades Centinela.

Lázaro Espinoza

Patético el caso de un sujeto que desde el jueves se aposta en accesos de la Arena Sonora para denostar a enfermeras, enfermeros, médicas, médicas y autoridades del sector salud estatal, entre consignas como esas de que el pueblo unido jamás será vencido, alegatas respecto a que le niegan el derecho a la salud, incitaciones a agredir a personal sanitario, todo desde una cómoda silla de recreo.

Se supone que ya lo han invitado a retirarse y que no estorbe en la atención de cientos de personas que se han acercado para recibir esos servicios de detección, pero no atiende ninguna convocatoria a la civilidad, resultando extraño que esa situación no haya sido atendida por alguna autoridad policiaca, al menos hasta el cierre de este despacho.

Con todo eso hay que lidiar en esta emergencia, incluida la irresponsable conducta de tanta gente que no atiende básicas medidas de prevención, lo cual obliga a emprender nuevas estrategias para aliviar la presión en el sistema hospitalario, como lo acordó el Consejo Estatal de Salud respecto a la restricción temporal de cruces no esenciales en la frontera con Estados Unidos y el establecimiento de filtros para evitar visitas por actividades no indispensables de personas procedentes del vecino país del norte.

Provocador en la Arena Sonora

Además está también establecer la obligatoriedad en el uso del cubrebocas para quien salga de casa a actividades esenciales, y de pronóstico reservado el envío de una solicitud al Congreso del Estado para modificar la Ley de Tránsito del Estado de Sonora para permitir la implementación de un programa de restricción vehicular similar al “Hoy no circula”, como medida desesperada para sacar a miles de automovilistas de las calles e indudables fuentes de contagio en esta etapa crítica de la pandemia.

Habrá qué ver qué resultados se logran con estas nuevas restricciones, luego que de diversas formas sigue habiendo muchas personas que abusan de su temeridad sin importar que con sus conductas irresponsables arriesguen su salud y su vida, así como de sus familiares y amigos.

De destacar el que contrario a criterios del sector salud federal, el doctor Gerardo Álvarez Hernández, director general de Promoción a la Salud y Prevención de Enfermedades, detalló que el uso masivo poblacional de cubrebocas, cuando es correctamente utilizado, reduciría considerablemente la transmisión aérea del virus, entre los contactos cercanos.

Gerardo Álvarez

Lo del programa “Hoy no Circula”, estaría pendiente el saber cómo se aplicará en el caso de los miles de vehículos pafas, así cómo cuál será la reacción de constitucionalistas de café, que no pierden la oportunidad para cuestionar cualquier medida que ponga a la salud y a la vida por encima de otras garantías individuales.

Y la nueva estupidez presidencial es que se impondrá una cuota para cobrar a todos aquellos que osen criticar a personajes de la 4T. De ese tamaño es el nivel de deterioro de la ya de por sí degradada condición mental de Andrés Manuel López Obrador.