domingo, 26 de febrero de 2017
El Banco Interamericano de Desarrollo colabora con un diagnóstico de los retos del municipio en materia de desarrollo sustentable y calidad de vida

El Coordinador para México del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), Ricardo de Vecchi presentó al Presidente Municipal, Manuel Ignacio Maloro Acosta los principales hallazgos del diagnóstico levantado como parte de la incorporación de Hermosillo, al programa internacional «Ciudades Emergentes y Sostenibles».

«Es importante que el Banco Interamericano de Desarrollo, junto con el Banco de América del Norte, estén apoyando a nuestra ciudad para hacer un diagnóstico que permita fortalecer todos aquellos temas que el Municipio necesita para ser más sustentable, más competitivo y sobre todo aumentar la calidad de vida de los hermosillenses», resumió Lupita Peñuñuri.

El funcionario del BID, explicó que el procedimiento en marcha incluye un análisis de la ciudad, a partir de 127 indicadores, para la detección de las principales áreas que son importantes para la sostenibilidad local, entendida esta como sostenibilidad medio ambiental, urbana y fiscal y el siguiente paso es el diseño de la ruta de mejora para cada una.

Eso implica, dijo, trabajar junto con el Ayuntamiento definiendo los proyectos específicos a ejecutar para elevar la sustentabilidad local, lo cual es un procedimiento ya aplicado en 70 ciudades de Latinoamérica, en las que se incluyen Jalapa, La Paz y Campeche de México.

Ejemplificó que en La Paz, su diagnóstico detectó como temas prioritarios para actuar, el de energía, agua y saneamiento, y manejo de residuos sólidos. Y en cuanto a propuestas de acción, que el Gobierno Municipal procurara generar auto consumo de energía eléctrica para abastecer sus propios edificios públicos y desalación ante el potencial desabasto de agua a mediano plazo, entre otros.

«Algo así vamos a hacer en Hermosillo cuando acabemos el plan de acción que lo tenemos planeado para el verano de este año, para Julio o Agosto», adelantó.

Como ventajas de Hermosillo mencionó que le da solidez el que cuenta con una buena estructura institucional que provee abundante información y que hay potencial de avance al siguiente nivel en materia de agua potable y saneamiento y también en manejo de residuos sólidos.

«La ciudad puede ser líder a nivel nacional en el manejo y gestión integral de residuos sólidos», afirmó.

Mencionó el interés del BID por ayudar a esta capital en la mejora de sus opciones de transporte público, desplazamiento de los peatones y las personas con discapacidad. «Todo eso son cosas que se pueden hacer en Hermosillo, aunado a un control del crecimiento de la huella urbana», abundó.

Estableció que si bien esto último se controla en la actualidad, hay que pensar que entre más crezca la ciudad más difícil va a ser en 50 años proveer los servicios a sus habitantes, por lo que debe preverse lo necesario.

Expuso que un atributo sobresaliente del municipio es su potencial de competitividad que lo puede convertir en ícono industrial del país y el BID pretende sumarse a los esfuerzos locales y estatales en esta materia de una forma transversal.

La fase de análisis ya concluyó junto con estudios sobre crecimiento de la huella urbana, un mapa de vulnerabilidades al cambio climático entre otros y lo que sigue es la definición de prioridades para esta ciudad en específico y el plan de acción mientras que la función del BID es hacer lo propio para que los proyectos de ejecuten ya sea con financiamiento o asistencia, finalizó.