¿Padrés cabalga de nuevo?.-

    94
    0

    ¿Padrés cabalga de nuevo?.- La alcaldesa Célida López y el dirigente del PAN en Hermosillo, lo colocan en el debate público con el pretendido ramal del acueducto Independencia.- Votos de diputados cajemenses cantados contra el acuaférico.

    Bernardo Elenes Habas

    Sabe, el Siri Salido, que al subirse al ring hay que estudiar al enemigo. Sus estrategias. Preparación en el gimnasio, y hasta sus marrullerías.

    Orlando Siri Salido

    Por eso, ante un debate que se pondrá sobre la mesa del Congreso local, donde es diputado por el PT, escuchó, primero, las voces de los cajemenses, comunidad de donde proviene, para definir su voto sobre un tema que no es menor, porque no solamente atañe a la construcción de un acuaférico en Hermosillo.

    Comprendió bien que no es tan simple lo que pretende la alcaldesa Célida López y sus poderosos asesores: llevar a cabo la realidad material de un ramal que conduzca agua para satisfacer, esencialmente, la visión de crecimientos inmobiliarios en esa área, pero partiendo de la raíz de una obra que representa el monumento a la ilegalidad promovida y ejecutada por Guillermo Padrés, secuestrando parte del agua que le corresponde al Valle del Yaqui y a la comunidad yoreme: el acueducto Independencia.

    Y, con seriedad meridiana, el Siri tomó la decisión que desde el parlamento local, en su momento, votará en contra del acuaférico, porque escuchó la voz de sus representados quienes le expusieron la forma en que nació dicho acueducto a pesar de las protestas, razonamientos, batallas legales de la gente del sur de Sonora a través del No al Novillo. Pero Padrés y el PAN se empecinaron y atropellaron leyes y amparos para lograr su cometido, teniendo el respaldo del entonces presidente de México, Felipe Calderón.

    Además, el PAN se siente orgulloso del desempeño del ex gobernador Padrés, y así lo expuso el actual presidente del comité de ese partido en Hermosillo, Luis Ernesto Nieves Robinson Bours, al apoyar el ramal norte:

    “Ese Acuaférico para Hermosillo es urgente y necesario. Traerá muchos beneficios para los habitantes del norte de la ciudad y también habrá de ayudar para impulsar la actividad económica en ese sector. De la misma forma reconocer que esa obra es una continuación de un trabajo que inició Guillermo Padres Elías en su sexenio, pero que solo se pudo concretar el Acueducto Independencia”.

    Está cantado, pues, el voto contra la continuidad de una obra mal nacida, por parte del Siri Salido, Rogelio Díaz Brown y Armando Alcalá, de Cajeme los tres.

    Diputado Díaz Brown

    ¿Quién más se sumará?

    El fallo definitivo tendrá que darse en el Congreso, cuando luego del análisis de la propuesta, los legisladores emitan su sufragio. Y para eso hay que esperar.

    Lo que si toma visos de claridad, es cómo una administración supuestamente morenista –surgió del tsunami electoral del 2018-, encabezada por Célida López Cárdenas, tiene como su principal aliado al dirigente del PAN capitalino, Luis Ernesto Nieves Robinson Bours, y entre ambos no solamente han puesto sobre el debate público el tema del acuaférico, sino el nombre y la obra de Guillermo Padrés, quien está dejando de ser innombrable en Sonora, para convertirse en el salvador de Hermosillo.

    ¿Cabalgarán de nuevo Padrés y sus muchachos por las praderas sonorenses, apoyados por Morena y por el PAN, luego que astutamente comienzan a sacarlos del confinamiento que les había impuesto la historia por supuestas tropelías y saqueos a las arcas sonorenses?

    Lo cierto es que a casi seis años de distancia, en el exgobernador y los integrantes del sexenio azul 2009-2015, no se cumplió aquel profético enunciado: Si alguien piensa que podrá disfrutar lo que indebidamente se llevó, que lo piense dos veces.

    Quizás ya están de vuelta, impunemente enriquecidos.

    Le saludo, lector.