Retos por la pandemia

    62
    0

    La circulación del virus Covid-19 va para largo y mientras no haya una vacuna, deberemos ajustar costumbres, rutinas y en términos generales, cambiar nuestra forma de vida si queremos mantenerla, sin que hayan sido suficientes los más de cuatro meses de entrenamiento, a partir de que desde la misma presidencia de la república se hizo creer que en poco tiempo desaparecería la amenaza. 

    Poco a poco ha ido cayendo el veinte respecto a la seriedad de la situación frente a un virus que ha trastocado la vida comunitaria y como la vida debe seguir con tan nefasta compañía, es necesario eludir su contagio mediante la aplicación de protocolos sanitarios que permitan la reactivación económica y social ya en proceso en Sonora y cuyos resultados y efectos estadísticos están por verse y medirse. 

    Complejo el esfuerzo para que empleados, usuarios, trabajadores de comercios y centros de trabajo reinicien sus labores con reducidos riesgos de contagio y más complejo aún el mitigarlos por la apertura de tianguis, centros de diversión, playas y balnearios, pero se trata de mover la economía generadora de empleos y de ingresos a las familias luego de larga pausa para muchos. 

    En efecto, resulta muy complejo aterrizar todo un cronograma diseñado para que Sonora no se detenga que bajo la supervisión de la gobernadora Claudia Pavlovich, ejecutan el titular de Economía, Jorge Vidal Ahumada y Luis Núñez Noriega, titular de la Comisión de Fomento al Turismo, además de vocero del Plan para la Reactivación Económica para Sonora, en coordinación y con la participación de la Secretaría del Trabajo a cargo de Horacio Valenzuela. 

    Claudia Pavlovich

    Pero la complejidad, lo complicado en esta nueva normalidad cobra significados especiales al tratarse del sector educativo, al representar social y demográficamente hablando, el más importante sin lugar a dudas y hacer que funcione implica prácticamente reinventar los procesos de enseñanza y aprendizaje como estrategia básica para proteger la salud y la vida de estudiantes, maestros y sus familias. 

    El diseño de un programa educativo para alumnos de todos los niveles ante la duración incierta de la crisis sanitaria, luce como un gran reto frente al inminente inicio del ciclo escolar y a la voluntad para que la niñez y juventud sonorense se mantenga en su formación académica sin poner en riesgos. 

    Fundamental la capacitación del sector magisterial en el uso de las nuevas tecnologías y familiarizarse en con tecnologías que le permitan colocar materiales de su curso, enlazar a otros, incluir foros, recibir tareas de alumnos, desarrollar pruebas, chats, debates y demás, herramientas ya existentes para la educación a distancia que se utilizan en programas educativos no presenciales, como los que se aplican en secundaria y prepa, así como en universidades con maestrías y doctorados. 

    Pero lo más importante será masificar esa estrategia y superar la brecha tecnológica que separa los segmentos sociales en función de las capacidades para que los objetivos de la enseñanza, dispongan de los equipos y la conectividad indispensable, ante la realidad ineludible de las carencias de orden económico, marginación y aislamiento de comunidades escolares, aunque a la luz de la experiencia a partir del 17 de marzo pasado, no deberá representar un problema insuperable. 

    Jorge Vidal Ahumada

    Por supuesto que el mundo entero enfrenta ese reto, particularmente en países como el nuestro, que en el caso de Sonora, en el cierre del ciclo escolar pasado probó su efectividad, pero como una prospectiva de corto plazo y no de forma extendida por tiempo indeterminado, y en esas soluciones debe andar el titular de la SEC, Víctor Guerrero González y los especialistas en dichos menesteres del Gobierno del Estado que ciertamente ya evalúan lo disponible y lo que falta. 

    En este proceso enseñanza-aprendizaje, al menos en los niveles preescolar, primaria y secundaria, todo se reduce al uso eficaz de redes sociales como Whatsapp, Facebook y otras, accesibles sin costo y con equipos cuyo precio está al alcance y utiliza más del 97 por ciento de los sonorenses, de hasta comunidades más apartadas y que al cierre del ciclo escolar pasados, durante tres o cuatro meses fueron las herramientas en la interacción de alumnos, sus padres o tutores y sus maestros. 

    Para los efectos de la preparatoria, y educación universitaria, además de esos medios alternativos, como decíamos, ya hay mucha experiencia en el uso de las plataformas para la impartición de clases virtuales, y no se vale que se magnifiquen complicaciones cuya solución está en las manos o si no, se puede adquirir por 500 pesos en cualquier tienda de conveniencia y que accede a aplicaciones para comunicarse, transferir datos y demás, desde los lugares más apartados de Sonora: se llama Celular. 

    Solo falta involucrar a papás, mamás y familiares para ser el vínculo orientador y supervisor de lo que hacen sus hijos en función de lo que impartan los maestros, de o cual ya hay también camino andado. 

    Víctor Guerrero

    Peladita dirían algunos, pero no hay de otra y de hecho el mismo amor de padres, el mismo amor por la familia y la necesidad de mantenerla segura harán el resto, esto es, estar pendientes de los procesos de enseñanza y aprendizaje de sus hijos coadyuvando con sus maestros el cumplimiento de sus deberes escolares, que en el caso del uso de las nuevas tecnologías, estas nuevas generaciones son más duchas para aprovecharlas de mejor manera. 

    O sea, ya están establecidas las bases para que la formación académica de la niñez y juventud sonorense no sea detenida por la pandemia y dadas las condiciones descritas, no deberá representar atorones mayores o complicaciones insolubles incluso en el plano presupuestal y mucho menos desviar recursos para financiar situaciones hipotéticas ya descartadas. 

    Para efectos de conectividad, miren, nos consta de un morro que desde lo más profundo de la sierra de Yécora, pudo concluir su primero de secundaria con un celular, uso del whatsapp y feis, y el apoyo de sus padres para recoger las circulares que el maestro dejaba en un lugar preconcebido en el plantel y así ocurre en muchas comunidades rurales de la entidad. Y el morro al que me refiero es de 10. 

    Como sea, bien la disposición del presidente de la Comisión de Educación y Cultura del Congreso del Estado, el diputado Jesús Alonso Montes Piña, para en función de una solicitud que haga la gobernadora Pavlovich redireccionar recursos económicos al Gobierno del Estado, para desarrollar con mayor efectividad el plan de inicio virtual de clases. 

    Enseñar y aprender en una pandemia

    Se trata de garantizar que todos los alumnos cuenten con dispositivos electrónicos adecuados, así como una buena calidad de conectividad e infraestructura digital, sobre todo en las comunidades alejadas de las zonas urbanas, comentó el legislador sanluisino para quienes se podrían adquirir computadoras y entregarlas en comodato a los alumnos para que puedan recibir sus clases de la mejor forma. 

    Mención aparte la ocurrencia esa del dirigente de los comerciantes de Hermosillo Rubén López Peralta relativa a que se mantenga el uso de los uniformes escolares a pesar de que no habrá clases-aula, sin que tengamos idea qué ocurrirá con esos uniformes cuya manufactura fue contratada desde antes de la crisis sanitaria o a lo mejor no y esos paquetes gratuitos están en disponibilidad, con la alternativa que dicho lote sea utilizado en cuanto se supere la pandemia. 

    Otro tema en proceso es la relación entre escuelas particulares y su clientela, frente a la lógica pretensión de que reduzcan costos de colegiaturas ante la nueva modalidad educativa que les significará importantes ahorros operativos. 

    Por lo pronto, la presidenta de la Federación de Escuelas Particulares del Norte de Sonora, Teresita Orduño Rivera, informó que de acuerdo al número de inscripciones que registra la SEC, cruzados con los de escuelas particulares, serían alrededor de tres mil estudiantes que se han transferido a escuelas públicas provenientes de escuelas particulares, y más se les van a ir por su falta de solidaridad y tacañería. 

    Jesús Alonso Montes Piña

    Por lo demás, como está de moda la nueva normalidad en todos los ámbitos de la cotidianidad, también en el Poder Judicial de la entidad se lleva a cabo un programa de capacitación con el fin de generar las condiciones adecuadas para reiniciar de forma presencial en los distintos juzgados. 

    A través de plataforma virtual, alrededor de cien empleados del Supremo Tribunal de Justicia participaron en talleres con el objetivo de proporcionar herramientas y habilidades para responder de forma positiva a la contingencia sanitaria sin poner en riesgo su salud y la de los usuarios. 

    Y a ver si la tercera es la vencida, porque ya se publicó la convocatoria para que este viernes a partir de las tres de la tarde, quienes integran las Comisiones de Justicia y Derechos Humanos y pata la Igualdad de Género, se ponen de acuerdo y dictaminan la llamada Ley Olimpia, luego que tal trámite se ha atorado por cuestiones de simple semántica. 

    Powered by WPeMatico