Transparencia, fiscalización

La impunidad es el motor de la corrupción, en tanto que la transparencia y fiscalización sin simulaciones, son los infalibles antídotos para poner fin a ese mal endémico que asuela al sector público de México y que actualmente tiene a 16 exgobernadores sujetos a procesos judiciales.

Pareciera que en los últimos años ascendió a posiciones de gobierno una generación de políticos corruptos o a lo mejor así fue siempre, solo que ahora se han destrabado las aldabas que los protegían y les garantizaban impunidad.

Sonora es el ejemplo más emblemático de cómo ante la corrupción rampante del PAN como gobierno, la gobernadora Claudia Pavlovich instauró estrictas políticas públicas para garantizar la transparencia en el ejercicio del gasto y mayor eficacia en los procesos de fiscalización gubernamental.

De esa forma, luego de estar en los primeros lugares por observaciones de irregularidades en el gasto federal aplicado en esta entidad, ahora y de acuerdo a dictámenes de la Auditoría Superior de la Federación, Sonora se encuentra entre los cuatro estados con menos observaciones y sumando.

Claudia Pavlovich

De igual forma ocurre con las tareas del Instituto Superior de Auditoría y Fiscalización, órgano mayor de control que revisa la aplicación del gasto y ejercicio del presupuesto estatal, cuya capacidad de trabajo fue ampliamente rebasada entre el 2009 y el 2015 frente a las marranadas perpetradas por Guillermo Padrés y su pandilla.

Las cosas han cambiado en nuestra entidad y no por nada Hermosillo fue la sede de la XCI Reunión Ordinaria de su Consejo Directivo y la XX Asamblea General Ordinaria de la Asociación Nacional de Organismos de Fiscalización Superior y Control Gubernamental, A.C. (ASOFIS), con la asistencia de representantes de órganos de control y de fiscalización de todos los estados del país.

Sin duda, en Sonora se vive con mucha intensidad el ambiente en contra de los corruptos y contra la impunidad que gozan muchos de ellos, pero también abre brecha una nueva forma de hacer gobierno cuyos ejes fundamentales son la transparencia, rendición de cuentas y la fiscalización, que de su efectividad derivará en el exterminio de los funcionarios corruptos y por ende, la impunidad que gozan.

El evento de la ASOFIS fue presidido por la gobernadora y el titular de la Auditoría Superior de la Federación, Juan Manuel Portal Martínez, correspondiendo al titular del ISAF, Eugenio Pablos Antillónfungir como anfitrión en el marco de lo que fue su último acto público como tal, toda vez que ya está en la fase final el proceso de su relevo.

Eugenio Pablos Antillón

Por cierto, de acuerdo a los plazos previstos por la convocatoria de la Comisión de Evaluación del Desempeño Legislativo, de este viernes en ocho días, la Comisión de Régimen Interno y Concertación Política de la 61 Legislatura, estará recibiendo la terna de los mejores perfiles de los 25 aspirantes que se registraron, para que las dos terceras partes tomen la decisión definitiva.

La gobernadora ratificó su compromiso por la transparencia y la rendición de cuentas, en tanto que Portal Martínez reconoció el resultado de los esfuerzos que en esos rubros se han alcanzado, al subrayar la importancia de una mayor interacción de la Auditoría Superior de la Federación con las entidades fiscalizadoras locales, para mediante un trabajo común, de ampliar la cobertura de la labor de revisión en materia de fondos federales.

En el presídium divisamos al presidente del poder judicial, Francisco Gutiérrez; a los diputados Epifanio Salido Pavlovich, coordinador del grupo parlamentario del PRI; Fermín Trujillo Fuentes, presidente de la Comisión de Vigilancia del ISAF y Moisés Gómez Reyna, presidente del Congreso del Estado, entendiéndose la ausencia de más diputados del PAN e incluso de su coordinador Luis Serrato, ya que como se sabe, les da urticaria cuando se abordan temas como la transparencia, fiscalización, rendición de cuentas, corrupción e impunidad.

Bien la gobernadora Pavlovich al reconocer a Pablos Antillón por su desempeño a lo largo de 12 años que durante el padrecismo fueron particularmente muy difíciles, resistiendo los embates de quienes exigían manos libres en el ejercicio de los presupuestos, además de emprender acciones en contra de la bola de corruptos, que a fin de cuentas se estrellaron en el blindaje de la Contraloría a cargo primero de Carlos Tapia y luego de Guadalupe Ruiz, así como la protección del procurador Carlos Navarro.

Luego de esa amarga experiencia y del saqueo perpetrado, cobra total vigencia la función de organismos fiscalizadores autónomos que se embonan con los propósitos del Sistema Nacional Anticorrupción, para en lo posible evitar la vergüenza de exgobernadores en la cárcel, en fuga y/o sujetos a procesos penales, pero lo más importante, que los presupuestos se apliquen para beneficio de la gente y no para enriquecer a unos cuantos.

Miguel Angel Murillo

En eso estamos en Sonora bajo la estricta vigilancia de la gobernadora Pavlovich y la garantía de honestidad y político de los que ya hay pocos, el contralor Miguel Angel Murillo, así como el eficiente y profesional trabajo técnico de revisión que realiza el ISAF y la nueva cultura de la transparencia que promueve el Instituto de Transparencia Informativa de la entidad.

Desde esa perspectiva, hay quienes insisten en que además de cuestionar actos de corrupción oficial del pasado, también se denuncien los actuales, posibilidad totalmente abierta en las instancias antes mencionadas, aunque más que nada se trata de equilibrismos mediáticos con los que tratan de pagar lealtades a quienes les sobaron el lomo durante la administración panista, cuando tan sencillo resulta dar a conocer las irregularidades que dicen saber o acudir a las instancias correspondientes.

De muy buen pelo vimos a la gobernadora Pavlovich y no es para menos luego de su exitosa incursión en los Angeles, California, con el fin de arraigar la presencia de esta entidad con una de las economías más poderosas del mundo, particularmente en el intercambio educativo, desarrollo de inversiones y generación de nuevos empleos por empresarios de origen sonorense, interesados en diversificar sus negocios en territorio estatal.

En los siguientes días se habrá de socializar el saldo de ese periplo que en el ámbito educativo tendrá importante impacto a la luz de convenios firmados con instituciones de gran importancia, así como prospectivas tecnológicas que permitirán acceder a la formación universitaria en línea, destacando además la reunión que la delegación sonorense sostuvo con la leyenda del beisbol, Fernando Valenzuela, así como con dirigentes de organizaciones empresariales de origen sonorense.

Ulises Cristópulos

Es más, la mandataria estatal adelantó que la próxima semana se realiza en esa urbe californiana la tradicional exposición de productos mexicanos, donde Sonora estará presente con un amplio stand en donde la Secretaría de Economía realizará trabajo de promoción.

Y para quienes les preocupan los gastos de ese tipo de viajes, descuiden que no fueron con cargo al erario, sino a la billetera de Don Sergio Torres Ibarra, dueño de las quincenas de la gobernadora y por eso se entiende que no se invite a representantes de medios de comunicación, aunque como dijo nuestro amigo y experimentado comunicador, Gaspar «El Pay» Navarro, que inviten a la cobertura y que cada quien pague, ¿verdatu?.

Y le cayó más chamba al diputado federal Ulises Cristópulos, a quien el Comité Ejecutivo Nacional de su partido el PRI, lo nombró delegado especial en el Estado de México, en el marco de las estrategias del dirigente Enrique Ochoa Reza para reforzar la campaña del candidato a la gubernatura, Alfredo del Mazo, frente a una elección que luce muy competida.

Buena esa designación porque si alguien le sabe al diseño de activismos de tierra y sacar triunfos en condiciones muy adversas es el legislador federal hermosillense.

Jesús Díaz Ruelas

Por lo demás, de plano el autoproclamado dirigente de los bomberos de Hermosillo, Jesús Díaz Ruelas, se ha vuelto una monserga con la que tienen que lidiar el alcalde Manuel Ignacio Acosta y el secretario del ayuntamiento, Jorge Andrés Suilo, quienes deben soportar su veleidosa conducta tan típica de la chimoltrufia y desplantes rayanos en la estupidez.

Punto por punto la comuna ha cumplido los compromisos de beneficio para los traga humo y sus familias e incluso se aceptaron modificaciones solicitadas y que para colmo luego no aceptaron, destacando la apertura y estrecha comunicación que «El Maloro» y el Suilo mantienen con ese grupúsculo, a pesar de la poca seriedad del sujeto mencionado, quien lo único que ha hecho es retrasar las soluciones a la problemática que ellos mismos plantearon.