Así vivieron los navojoenese celebración de Centenario y entrega de la modenirzada plaza 5 de Mayo

Navojoa, Sonora; a 21 de febrero de 2017. Es un día especial. Desde antes de las 5 de la tarde empezaron a llegar de todos lados, unos venían en su automóvil, otros utilizaron el transporte público; acompañados por su familia, amigos, compañeros de trabajo o de escuela. La tarde del martes parecía una radiografía de un domingo familiar.

A las 5:32 de la tarde los tambores de la Banda de Guerra del 60 Batallón de Infantería de Esperanza inició con la marcha que precedía a la ceremonia cívica con motivo del «Centenario de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos de 1917», además de la entrega a los ciudadanos, por el Presidente Raúl Silva Vela, de la modernizada plaza 5 de Mayo.

Con la bandera en todo lo alto del asta ubicado en la plaza, con la entonación del himno nacional, avivó el orgullo a los asistentes, era así como una tarde de martes se convertía en jubilo patriótico, lleno de símbolos, de historia, que por momentos nos hizo pensar en nuestro país forjado por grandes hombres y que hoy disfrutamos de garantías, olvidamos las adversidades y nos unimos en un solo pensamiento, México.

El ballet folclórico «Yoreme A-leiya» del Instituto Tecnológico de Sonora (Itson), abrió el escenario donde cientos de aplausos se hicieron sonar durante los bailes populares de «El Caporal, El Son de la Negra, Jarabe Tapatio, Viva Navojoa Viejo», entre otros.

La noche apenas caia y los asistentes cada vez más se aglomeraban en la plancha de la plaza. De pronto una trompeta empezó a sonar, interpretaba el «Cielito Lindo» del compositor mexicano, Quirino Mendoza, que inmortalizara los cantantes Pedro Vargas, Pedro Infante y muchos más.

Era así como iniciaba el «Flashmob», una forma de impresionar al público asistente a un lugar concurrido en el que no esperan que se forme una orquesta e inicie una fiesta sin precedentes u otra actividad.

Poco a poco se fueron ensamblando las trompetas, clarientes, trombón, tuba, entre otros, eran los elementos de la Banda de Música de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), de la Segunda Región Militar con sede en Baja California.

Rápido el público asistente rodeo a los músicos, algunos con niños en los hombros, otros más tomaron su teléfono celular para capturar fotografías, vídeo y hasta transmitir en vivo en las redes sociales, era la primera vez que en Navojoa acontecia una «Flahmob» y no era cualquier grupo, sino la Banda de Música de la Sedena.

Ante más de 2 mil 500 asistentes que se dieron cita al magno evento, la Banda de Música deleito con canciones como «Sonora Querida, Huapango de Moncayo, El Cachanilla, Viva México y Eye of the Tiger» de Survivor, que inmortalizara la película de Rocky Balboa con el actor Silvester Stalone.

El gran momento de la noche fue cuando de forma conjunta el Ballet «Yoreme A-leiya» y la Banda de Música se fusionaron para deleitar a los navojoenses con el «Danzón de Nereidas», con el que pusieron a bailar a los asistentes.

Fue una noche inolvidable, sin presedentes, como se merece Navojoa, donde no sólo pudimos celebrar y enorgullecernos con el «Centenario de la Constitución de los Estados Unidos Mexicanos de 1917», además de que desde este día, la plaza 5 de Mayo ha sido entregada ya modernizada, embellecida.

La plaza 5 de Mayo dará lugar para seguir conviviendo en familia y con los amigos, por siempre es y será el punto de encuentro de los navojoenses y, por qué no decirlo, el lugar continuará atestiguando el momento en que se formaliza un noviazgo o se pide matrimonio, el lugar que nuestros hijos podrán disfrutar durante muchos años más, nuestro lugar, la plaza de todos.