En la comunidad campesina de Mayrasco, en la provincia de Cusco, en Perú los estudiantes deben subir cerros para lograr alcanzar la señal del programa «Aprendo en Casa».

Algunos no son capaces de seguir el ritmo, se quedan en sus casas y no asisten a sus clases. Una situación que a Rosmery Rayme Quispe, una niña de 12 años, le preocupó bastante y quiso hacer algo para ayudar. 

Rosmery ayuda a niños de la comunidad Mayrasco que sufren de falta de tecnología e internet para estudiar virtualmente en plena pandemia.