Slider

A la carga la corrupción

Se ha insistido que Héctor Larios Córdova fue el mejor librado de la caterva de maleantes que integraron el gabinete original al arranque de la administración de Guillermo Padrés y tal temeraria consideración le ha dado alas para de forma ilegal y descarada procurar su posicionamiento como eventual candidato del PAN a la alcaldía de Hermosillo.

Pero hay que aclarar que ser pusilánime y timorato no es precisamente salir bien librado, ya que su ejercicio como Secretario de Gobierno y su agachismo frente a Roberto Romero López, no es el mejor precedente, como tampoco lo es el haber dejado pasar y hacerse maje ante todas las corruptelas perpetradas mientras estuvo de adorno y de las cuales fue testigo de primera fila.

Por supuesto que fue beneficiario de esos múltiples actos de corrupción y el mayor de todos fue la gestión ante el CEN del PAN para que fuera ubicado en privilegiado lugar en la lista plurinominal para el Senado, como la mejor estrategia para que guardara silencio y no balconeara la podredumbre en que chapoteaban sus amigos y compañeros de partido en Sonora.

Cierto es que la nomenclatura del PAN en esta entidad se encuentra en graves problema por el embarradero heredado por su mesías ahora tras las rejas en el Reclusorio Oriente en la Ciudad de México, al ver muy reducidas las opciones de postulación de candidaturas, porque la mayoría de sus mejores cuadros traen colas muy largas ya muy pisoteadas y muy pisoteables.

 width=

Héctor Larios

O sea, desde esa perspectiva, Larios Córdoba resultaría ser el menos peor de ese partido, para según esto dar cierta competitividad en la disputa por Hermosillo, jurisdicción electoral en la que ya hizo morder el polvo a un par de priistas, a Gilberto Otero en la diputación local y a Héctor Guillermo Balderrama por la federal, aunque ya haya pasado mucha agua por debajo del puente desde esas contiendas, además que las concertaciones ya no son como antes.

Y valga subrayar, que esos triunfos en las urnas fueron cuando la marca del PAN estaba muy sobrevaluada en la capital de Sonora y muy depreciada la del PRI, lo cual derivó en contrasentidos como el que llevó al Congreso de la Unión a una señora panadera conocida solo en su cuadra, entre otras ocurrencias.

Como sea, las cosas han cambiado y eso lo debe saber Larios Córdoba porque sólo así se entiende que de forma abierta y sin cortapisas, despliegue intensiva y carísima estrategia publicitaria para posicionar su perfil como contendiente a la alcaldía de Hermosillo.

Empleado de empresarios de rancio abolengo panista en Hermosillo; presidente honorario del Club del Hoyo a donde acudían regularmente el alicaído en su salud y excandidato a la gubernatura, Enrique Salgado; el santón pitufo y magnate de los seguros, Dionisio Othón; el corruptísimo Carlos Tapia; el también medio jodidón en su salud, Francisco Búrquez, a Larios Córdoba lo conocemos bastante bien y sabemos que es hábil; es una cachora muy apedreada y ha perfeccionado sus mañas durante su larga estadía de chapulín en la política nacional.

Aceptando sin conceder ÔÇôcomo dicen los abogados’que sea el menos corrupto de la pandilla que asoló a la entidad 2009-2015, por lo visto quiere superar esa percepción y emparejar los cartones con esos compañeros de partido detenidos, a salto de mata y/o sujetos a procesos judiciales, porque el activismo adelantado que realiza también puede ser calificado como acto de corrupción al ser un ejercicio opaco, sin saberse el origen de los recursos que gasta y obviamente fuera de los tiempos legales de campañas.

 width=

Guadalupe Taddei

En los Entretelones anteriores comentábamos nuestro gusto porque quienes aspiren a puestos de elección popular le pongan todas las ganas para llevar beneficios a la gente y de esa forma hasta uno puede soslayar que anden de adelantados o simplemente que hacen bien su chamba como funcionarios públicos, pero en el caso del falfurrio senador de la república, su activismo no lleva beneficios a nadie, a excepción del propietario de las estructuras de los espectaculares donde luce su bazofia publicitaria.

Habida cuenta de que al parecer se ha dormido en sus laureles el Fiscal en materia de delitos electorales, Pedro Pablo Chirinos o simplemente hace como que la virgen le habla, habría que esperar alguna reacción del Instituto Estatal Electoral, ya que obviamente doña Guadalupe Taddei también sabe mucho de eso y sin duda que el organismo que preside tiene la autoridad e instrumentos jurídicos para evitar que se acabe de descomponer el asunto.

Es que si no se le pone un alto a Larios, muchos seguirán su ejemplo mediante argucias similares, así como con esas fundaciones maruchán; entrevistas pagadas a panfletos, entre otras artimañas de posicionamiento electoral, que si no pueden pararlos, cuando menos se les contabilice como gastos de precampaña y de campaña.

La neta que se nos hace muy ojona para que sea paloma y Larios logre prender luego de su lejana actuación por tantos años, su notable falta de compromiso con la gente, además de su conocida actuación cómplice durante dos años de lo más álgido de la corrupción padrecista, así como del autoritarismo y soberbia que fueron el sello de la casa durante ese maldecido sexenio panista, condiciones de las cuales nunca dijo nada, ni se ha deslindado de nada.

 width=

Ernesto de Lucas

Habrá que ver si el desaliñado personaje en cuestión logra su objetivo de ser candidato a la alcaldía capitalina, que si se hace buena la cábala y se enfrenta al ahora titular de la SEC, Ernesto de Lucas Hópkins, corre el riesgo de ser materialmente aplastado, dado los coletazos del desfalco al Programa de Uniformes Escolares, del cual sabe mucho el panista y “El Pato” sabe que sabe.

Es que cuando Oscar Ochoa Patrón renunció a la SEC hastiado por la porqueriza que veía o porque no le dieron su parte, fue Larios Córdoba el que lo puso en charola de plata para que fuera destituido, en el marco de un episodio del cual también debe estar muy enterado el entonces Secretario de Economía y ahora diputado local, Moisés Gómez Reyna.

 width=

Moisés Gómez Reyna

Pues ya se verá, porque a ojo de buen cubero, luce muy fuerte la camada del PRI con posibilidades de encabezar el esfuerzo porque el municipio de Hermosillo siga administrado de forma decente y por personas decentes y en esas andan Epifanio Salido, con grandes posibilidades de sacarse la espina; Flor Ayala, con amplias bases de apoyo; Ulises Cristópulos, un perfil ganador en la capital; Kitty Gutiérrez enfilada a mayores cosas en la política regional, y así.

Por lo demás, gigantesca movilización social se vivió este lunes en todo el país y por supuesto en Sonora, al dar inicio del ciclo escolar 2017-2018 de educación básica, del sector público y privado, que para que se den una idea, fueron más de 600 mil alumnos que acudieron a las aulas, que de acuerdo a reportes que tenemos, lo hicieron sin problemas, con solo aislados reportes por alguna obra no concluida, pero nada más.

La gobernadora Claudia Pavlovich presidió dos ceremonias: la primera la del ceremonial de arranque del ciclo escolar y la segunda la relativa al inicio de la entrega de desayunos escolares, que calientes o fríos se entregarán al día a 150 mil niños en los 72 municipios de la entidad.

Por andar en asuntos burocráticos, esos que son más burocráticos cuando se trata del sector privado, no pudimos dar cobertura a ambos eventos, pero si pudimos estar en el Palacio de Gobierno donde la mandataria estatal abanderó la delegación que representará a Sonora en la Paralimpiada Nacional 2017, que se llevará a cabo en Colima del 24 de agosto al 5 de septiembre.

 width=

Epifanio Salido

La representación sonorense está integrada por 92 participantes, de los cuales 71 van a competir en distintas disciplinas y el resto son entrenadores y auxiliares, esperando traerse una buena cosecha de medallas de esa justa.

Esos eventos conjuntó a la ya citada camada de perfilados para contender por el PRI en las próximas elecciones y ni modo que nos desmientan Manuel Ignacio Acosta Gutiérrez; los diputados locales Teresa María Olivares Ochoa, Iris Sánchez Chiu, David Palafox Celaya, Flor Ayala y Kitty Gutiérrez Mazón; el diputado federal Ulises Cristópulos Ríos, el delegado de la SEP, Enrique Palafox Paz; la directora del sistema DIF Sonora, Karina Zárate Félix; el Subsecretario de Educación Básica, Víctor Guerrero González, y en el abanderamiento de Palacio se sumaron a ese pase de lista Manuel Puebla, Lupita Soto Holguín, Genaro Enríquez, entre otros.

Comentarios

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí